Francisco Galán
Francisco Galan, uno de los dos líderes del Ejército de Liberación Nacional que negociarán con el enviado del Gobierno colombiano. Archivo
El Gobierno de Colombia y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) reanudarán este jueves en La Habana el diálogo de paz emprendido a finales de 2005 pero ahora con objeto de lograr un "acuerdo base" para una negociación.

Las partes comenzarán la sexta ronda de conversaciones en la capital cubana, con una duración estimada de seis semanas, tras un receso convenido a mediados de marzo, y con el reto de superar la etapa de diálogo de aspectos formales, en los que ya están de acuerdo, y empezar a negociar cuestiones concretas.

Fuentes gubernamentales anticiparon que el Ejecutivo pedirá a la guerrilla un alto el fuego -suspensión de secuestros y ataques-, un repliegue de los rebeldes a una zona determinada y la aceptación de una supervisión internacional para esa retirada.

La segunda guerrilla del país

El ELN, fundado en 1964 y con unos 5.000 activistas, es la segunda guerrilla del país después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Analistas colombianos consideran que el ELN está muy reducido en combatientes, recursos financieros y campo de acción, a lo que se suma una posible campaña de las FARC para impedir que progrese un acuerdo de paz amedrentando a los guerrilleros del otro grupo.

La delegación del Ejecutivo en las conversaciones estará encabezada por el alto comisionado presidencial para la Paz, Luis Carlos Restrepo, y por el ELN la dirigirán los insurgentes conocidos como "Antonio García", segundo al mando, y "Francisco Galán", que el año pasado salió de la cárcel tras cumplir 15 años de condena.

Gestiones episcopales

La cita entre las dos partes fue precedida por gestiones de dignatarios de la Conferencia Episcopal de la Iglesia católica colombiana, que ha respaldado y en algunos casos liderado las gestiones de paz de los últimos años con el ELN.

No creo que el ELN se vaya a levantar de la mesa y el Gobierno tampoco lo va a hacer


En esos buenos oficios intervienen los obispos de Barrancabermeja, Jaime Prieto, y de Magangué, Leonardo Gómez Serna, así como el secretario general del Episcopado, Fabián Marulanda, y el sacerdote Darío Echeverri, secretario de la Comisión de Conciliación creada para promover acuerdos de paz.

La Conferencia Episcopal indicó que la presencia de los obispos, invitados por el ELN, pretende "generar un ambiente de confianza entre las partes que permita disminuir las tensiones y contribuir al desarrollo de la mesa de diálogo entre el ELN y el gobierno".

Quieren una amnistía

El ELN anunció hace pocos días que aspira a una amnistía, petición que el alto comisionado consideró difícil de cumplir porque muchos insurgentes de ese grupo "tienen delitos atroces y deben responder por ellos".

Restrepo dijo que viaja a Cuba con la instrucción del presidente Alvaro Uribe de "jugársela toda por sacar un acuerdo, y el ELN también ha dicho que lo quiere".

La semana pasada se registró una pequeña fricción cuando el alto comisionado declaró que ya era hora de que hubiera "hechos concretos" para que el país no pierda la confianza, lo que el ELN consideró como un ultimátum.

El grupo rebelde, por medio "Francisco Galán", afirmó que el asesor presidencial tenía "una actitud soberbia".

Restrepo manifestó que viaja a La Habana "optimista y contento. Creo que hemos llegado al momento de la verdad. No creo que el ELN se vaya a levantar de la mesa y el Gobierno tampoco lo va a hacer. Nos va a tocar encontrar una fórmula, porque tenemos una enorme responsabilidad ante el país".