Los vecinos del pueblo leonés de Sahagún están de enhorabuena. Una anciana de Madrid, devota de San Juan de Sahagún, decidió en vida legar su herencia, 410.00 euros, a los "pobres" de esta localidad. Este dinero será repartido en el plazo de diez años por convocatorias anuales, según estableció la actual corporación municipal.

Todo empezó en noviembre de 2004,  explica el alcalde de la villa José Manuel Lora,  cuando  "nos comunicaron de un bufete de abogados de Madrid que Sahagún había sido beneficiado con una herencia para los pobres, que había legado una anciana, viuda y sin hijos".

Al principio, insiste el regidor, "me sonó extraño, porque es inusual esto; había oído hablar de que en el siglo XIX era frecuente dejar la herencia a los pobres, pero hoy día parece un anacronismo histórico".

El plazo de presentación de solicitudes para reclamar la herencia comenzó el 27 de marzo para concluir el 27 de abril y, de momento, no se ha registrado ninguna petición, si bien ya se han retirado más de medio centenar de impresos para cursar la reclamación.

Ingresar menos de 6.988 euros al año, ser mayor de edad y estar empadronado en la villa, requisitos para optar a la herencia.

Reparto justo

Se han elaborado unas bases, en virtud de las cuales se distribuirán entre 400 y 500 euros por solicitud y cuyo destino será rehabilitar la vivienda, pago de prótesis, ayuda a hipotecas, catástrofes sobrevenidas, ropa y manutención, entre otras necesidades.

Los requisitos para concurrir al reparto son básicamente ser mayor de edad o con familiares a su cargo, estar empadronado en la villa con al menos un año de antigüedad y no ingresar más de 6.988 euros al año, en el caso de que sea una sola persona, con un incremento de un 25 por ciento por cada unidad familiar más.

Según se ha podidio averiguar, la generosa donante carecía de vínculos directos con el pueblo; si bien era una ferviente devota de San Juan de Sahagún, un santo que predicaba cómo ganarse el cielo legando el dinero a los pobres.