Un pulidor de suelos de Barcelona, Juan Plaxats, inició el miércoles una huelga de hambre frente a la Delegación de Hacienda de la capital catalana porque está "desesperado y muy cansado" de que la administración pública le reclame más dinero que le corresponde por su condición de autónomo.

Este trabajador autónomo realizará su acción de protesta frente a la Delegación de Hacienda de Barcelona
Según Plaxats, desde que se dio de alta como autónomo, en 1999, Hacienda le pide que cotice como si su empresa fuera mayor de lo que es, a pesar de que no factura ni una cuarta parte de los que Hacienda considera que obtiene de beneficios y que, además, no tiene trabajadores a su cargo.

Le reclama 105.000 euros

Plaxats inició en 2000 el proceso de reclamación, porque Hacienda le pide también el pago de un doble tributo alegando que realiza dos actividades: el pulido de suelos en obras nuevas o pulido de suelos en edificios usados. En total la administración pública le reclamaba 105.000 euros.

El afectado explicó que en los expedientes en su contra hay muchas irregularidades y aseguró que no está dispuesto a vivir "solamente para luchar contra Hacienda, y menos cuando para ellos no existe ninguna ley, ni respetan ningún derecho constitucional hacia el contribuyente, ni los derechos y garantías de los contribuyentes".

Plaxats consideró que quizá con esta medida ejercerá "algo de presión contra la administración" y conseguirá un trato "igualitario", ya que además en estos seis años ha gastado cerca de 60.000 eu