El Mostafa E. G., acusado de haber violado cinco veces en un mismo día a una chica de 16 años, declaró ayer en el juicio que tuvo "varias relaciones" sexuales con la chica durante un periodo de cinco meses.

El acusado asegura que el día de los hechos, en julio de 2005, la joven accedió "voluntariamente".

El fiscal pide para él 36 años de prisión.