Un joven vigués de 25 años fue detenido a primera hora de la noche del lunes tras una espectacular persecución por varias calles de la ciudad. Los agentes detectaron al conductor en la rotonda de A Florida al realizar una maniobra temeraria, no ceder el paso y casi chocar contra el coche patrulla. En la zona de Bouzas, el joven circuló en zig-zag, se saltó varios semáforos en rojo e incluso llegó a poner su vehículo sobre dos ruedas.

Finalmente fue interceptado en Ricardo Mella, donde los agentes comprobaron que carecía de seguro y tampoco tenía permiso de conducir, por lo que fue detenido. En cuanto a la Semana Santa, en la provincia se produjeron 51 accidentes, frente a los 63 del año anterior.