Según la titular de Educación, Laura Sánchez Piñón, evitar su uso «no mejoraría el comportamiento de los estudiantes». Lo que sí pondrá en marcha la Xunta el próximo curso será un plan contra el fracaso escolar en secundaria. Se llamará Medidas, Orientación, Refuerzo y Apoyo (MORA) y permitirá dar orientación personal a los alumnos repetidores. El plan se desarrollará en 341 institutos con una inversión en 2007 de 3,4 millones. Por otra parte, el sindicato CIG Ensino ha amenazado con ir a la huelga si la Xunta mantiene su intención de ampliar el horario escolar en junio y septiembre. «La conciliación de la vida laboral y familiar no es función del profesorado. Habrá que reducir la jornada laboral», dicen.