Irak denuncia que el Estado Islámico ha matado al menos a 500 familias yazidíes

  • EE UU ha ejecutado este domingo una nueva serie de bombardeos contra yihadistas en el norte de Irak.
  • También ha completado dos series de lanzamientos de comida y agua para las decenas de miles de refugiados aislados en el monte Sinyar.
Familias iraquíes que han sido obligadas a huir de sus hogares buscan refugio en la Iglesia St. Joseph en Erbil, en el norte de Irak.
Familias iraquíes que han sido obligadas a huir de sus hogares buscan refugio en la Iglesia St. Joseph en Erbil, en el norte de Irak.
EFE

El ministro de Derechos Humanos del Gobierno de Irak, Mohamed Shia all Sudani, ha denunciado este domingo que los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico han matado a 500 yazidíes durante su ofensiva en el norte del país y que algunos de los ejecutados murieron porque fueron enterrados vivos.

Al Sudani ha explicado, en declaraciones a Reuters, que entre los fallecidos hay mujeres y niños. Algunas de las mujeres de esa comunidad religiosa minoritaria en Irak han sido secuestradas para ser utilizadas como esclavas, según ha asegurado el ministro iraquí.

El Estado Islámico ha avanzado en la última semana en sus posiciones en el norte de Irak, lo que ha llevado a Estados Unidos a lanzar ataques aéreos para frenar su avance en algunos puntos, como en la montaña de Sinjar, donde los milicianos de negro han cercado a miles de yazidíes.

Nuevos bombardeos en el norte

Estados Unidos ejecutó este domingo otra serie de bombardeos selectivos contra objetivos del grupo terrorista Estados Islámico (EI) en el norte de Irak para proteger a la minoría yazidí que vive en el Kurdistán, según informó el Pentágono.

El primero de los ataques tuvo lugar a las 15:20 GMT y se llevó a cabo mediante una combinación de aviones de combate y aviones no tripulados, según apuntó el Comando Central de Estados Unidos, encargado de Oriente Medio.

Dicho bombardeo tenía como objetivo acabar con dos vehículos blindados que estaban disparando contra los yazidís cerca del monte Sinyar, uno de los cuales fue alcanzado y destruido; mientras que 20 minutos más tarde, durante otro ataque, un avión estadounidense bombardeó y destruyó otros dos vehículos blindados y un camión armado.

El tercer ataque de este domingo se produjo a las 19:00 GMT, cuando otra aeronave estadounidense acabó con otro vehículo blindado en la misma zona.

El viernes, dos series de ataques aéreos estadounidenses alcanzaron una posición de artillería del grupo yihadista, destruyeron un convoy de militantes, y mataron a los militantes que manejaban los morteros.

Éxito en los primeros bombardeos

Precisamente en la mañana de este domingo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el éxito de los primeros bombardeos selectivos contra los yihadistas del EI, pero reiteró la necesidad de crear un gobierno de unidad iraquí que, en última instancia, ataje el problema.

Dichos ataques, aseguró, "han destruido con éxito armamento y equipos que los terroristas del EI podrían haber utilizado contra Erbil", mientras que las fuerzas kurdas sobre el terreno continúan defendiendo la urbe, a la vez que el gobierno iraquí y Estados Unidos han aumentado su asistencia a esas tropas.

Estados Unidos ha completado también dos series de lanzamientos de comida y agua para las decenas de miles de refugiados aislados en el monte Sinyar, una ayuda humanitaria que respaldarán los gobiernos de Francia y Reino Unido, según constató el propio Obama tras hablar este domingo con su homólogo francés, François Hollande y el primer ministro británico, David Cameron.

Familias yazidíes, amenazadas

Miles de familias yazidíes que han huido se encuentran atrapadas en el cercano Monte Sinyar, amenazados de muerte por el hambre, la sed y la persecución del Estado Islámico.

En los últimos días, algunos de estos desplazados han conseguido recibir ayuda humanitaria lanzada por aviones estadounidenses y británicos.

Se calcula que unos 500.000 yazidíes viven en Irak, la mayoría en Nínive, mientras que la diáspora se concentra principalmente en Alemania (50.000).

De etnia kurda, los orígenes de esta minoría religiosa, que se basa en el zoroastrismo, se remontan a varios siglos atrás, y su creencia en el Ángel Caído como representante de Dios ha hecho que se les conozca como "adoradores del Diablo" por otras religiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento