Cambio Radical
Conchi, una de las participantes de 'Cambio Radical', tras ser operada de la vista. Antena 3

El espacio Cambio Radical ha vuelto a emitirse este domingo por Antena 3 pese a las críticas que ha despertado, entre ellas las de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y las del Defensor del Paciente .

El programa es un reality show, versión española de la producción estadounidense Extrem Makeover, que promete a sus participantes "una vida nueva" mediante un cambio de imagen basado en cirugía estética.

Este domingo las candidatas a "renovar su vida" eran Eli, una chica menuda y con lentes de contacto que aseguraba que llevaba 23 años soportando las burlas de sus amigos del pueblo, y Conchi, descontenta con su cuerpo después de tres embarazos.

Mi marido dice que estoy estupenda, pero eso me lo dice siempre

"Quiero operarme la nariz, que la tengo de punta; los dientes, las orejas, para poder peinarme con el pelo recogido", explicaba Eli.

Los médicos, además, le recomendaron operarse la miopía con una rápida intervención de láser.

Una vez operada y recuperada, Eli lloraba de emoción con su nariz nueva. "De la de antes ya ni me acuerdo", explicaba. Las orejas, sin embargo, las veía raras, aunque estaba segura de que se acostumbraría pronto.

La otra participante, Conchi, cacereña, no descartaba tampoco una intervención de nariz.

"Mi marido dice que estoy estupenda, pero eso me lo dice siempre", comentaba.

Ella, desde luego, aseguraba que no se lo creía.

La presentadora del programa, Teresa Viejo, ha rechazado al inicio del programa las acusaciones que acusan el espacio de "frivolizar los riesgos de una operación quirúrgica" y ha reiterado la seguridad de las pruebas que se realizan a las pacientes.

"No se realizan todas las operaciones que piden los concursantes", ha afirmado.

Conchi, sin embargo, ha conseguido con creces lo que buscaba: reducir su nariz, su cartucheras (se le aplicó una liposucción) y olvidarse de las gafas para siempre.