El Estado es el culpable de un accidente de tráfico ocurrido en mayo de 1998 en la localidad jienense de Marmolejo en el que murieron dos personas al chocar sus vehículos debido a que el asfalto de la carretera donde se produjo "presentaba deficiencias", según ha resuelto el Tribunal Supremo.

La sentencia indica que la "culpa" del estado de la carretera donde se produjo el accidente la tiene, "en su integridad" la administración.

El Tribunal Supremo considera a la administración culpable "en su integridad" del accidente
Por este motivo, el Estado deberá indemnizar a la viuda de Francisco M.G. con 116.458,69 euros y a sus dos hijos con 9.704,89 euros cada uno.

Los tres hermanos del otro fallecido, Francisco C., recibirán 11.645,87 euros.

Aceptan el recurso

Los familiares de los dos fallecidos interpusieron un recurso ante el Supremo contra una resolución del Consejo de Ministros que estimaba parcialmente la reclamación de indemnización que presentaron.

En dicha resolución, el Gobierno establecía para los herederos la mitad del total solicitado ya que existía una concurrencia de culpas entre el deficiente estado de la calzada y una conducción inadecuada de los perjudicados.

Una balsa en la carretera

Al pasar por la balsa, uno de los coches hizo 'aquaplaning', perdió el control y chocó contra el otro
El accidente tuvo lugar el 14 de mayo de 1998 en el kilómetro 336,4 de la Nacional-IV a su paso por Marmolejo (Jaén) al pasar por una balsa existente en la calzada que provocó que uno de los vehículos hicieran "aquaplaning".

Esto provocó que el conductor perdiera el control del vehículo y chocara contra un segundo turismo, falleciendo ambos conductores.

El atestado de la Guardia Civil señalaba que "en el lugar donde se produjo el accidente existe un tramo de unos 50 metros de longitud cuyo asfalto presenta deficiencias en su contextura, motivando con ello que en caso de lluvia muy intensa se forme una ligera balsa de agua en dicho punto".