Israel ha accedido a respetar una tregua humanitaria de dos horas al día en su ofensiva sobre la Franja de Gaza, tal como había solicitado el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) a través de Cruz Roja, ha informado un portavoz del Ejército israelí. El alto el fuego estará en vigor de 13.30 a 15.30 horas solo en el barrio de Shujaiya.

Precisamente este barrio gazatí ha sido bombardeado por tierra y aire repetidamente durante este domingo, provocando el éxodo de miles de personas en la jornada más sangrienta desde el comienzo de la ofensiva israelí.

El Ministerio de Sanidad en Gaza informó de que los últimos bombardeos israelíes en el barrio Shayaía, en el noreste de la capital, han muerto 96 palestinos, (incluidos menores, mujeres y ancianos), así como 400 heridos. El portavoz del Ministerio, Ashraf Al Qedra, precisó que la cifra de fallecidos supera ya los 400 desde que arrancó la ofensiva israelí en Gaza, hace 13 días. De la parte israelí han confirmado la muerte de al menos 13 soldados.

Entre las víctimas también se encuentra un cámara palestino, que falleción en uno de los bombardeos junto al conductor de una ambulancia. Jaled Hamad es el primer periodista que muere en un bombardeo cuando estaba trabajando en la Franja desde que comenzó la ofensiva israelí el pasado 8 de julio. Su muerte se produce pocas horas después de que Israel enviara un mensaje a los periodistas en los que les advertía de que no se responsabiliza de la seguridad de los informadores extranjeros que se hallen en el interior de Gaza.

El Ejército israelí intensificó en la noche de este sábado su incursión terrestre en Gaza Responsables sanitarios temen que la cifra de muertos pueda crecer de forma considerable a lo largo de la jornada, pues la población que huye habla de una gran destrucción. Además, los servicios de emergencia han visto dificultado el acceso a la zona debido a la intensidad de los cañonazos.

Los 1,8 millones de gazatíes no tienen apenas lugares para refugiarse, ya que los únicos seguros hasta el momento son las escuelas-albergues de la ONU, que este sábado por la noche ya habían superado sus previsiones con más de 50.000 desplazados internos.

Ni siquiera tienen la opción de huir, ya que Israel les somete a un asedio militar por tierra, mar y aire desde 2007 y Egipto tiene cerrado el paso de Rafah, única conexión de Gaza con el resto del mundo.

Israel se adentra más en Gaza

El Ejército israelí intensificó en la noche de este sábado su incursión terrestre en Gaza, penetrando más hacia el interior, después de que en apenas 72 horas cinco soldados murieran en combate.

En ese mismo periodo de tiempo más de cincuenta palestinos, en su gran mayoría civiles, perecieron víctimas de duros bombardeos por tierra, mar y aire.

Según fuentes militares citadas por el diario Haaretz, las fuerzas israelíes "hacen grandes esfuerzos para destruir los túneles excavados por (el movimiento islamista) Hamás y los combates son el resultado". De acuerdo con la portavocía castrense, los soldados han hallado y destruido ya 14 túneles, el último de ellos en operaciones llevadas a cabo este domingo. En uno de ellos, el Ejército dijo haber hallado un silo de armas con explosivos, lanzaderas portátiles RPG y otro tipo de armamento.

Además, este sábado admitió que los milicianos volvieron a sorprender al gran número de tropas desplegadas en la frontera y a infiltrarse en territorio israelí, donde perpetraron un ataque que costó la vida a al menos un soldado.

Hamás, por su parte, anunció que había logrado emboscar y anular un vehículo blindado cerca de la ciudad de Gaza, al que lanzó explosivos y misiles antitanque, en la tercera acción de estas características en las últimas horas.

Matan a cuatro familiares del líder de Hamás

Israel, por otro lado, atacó este domingo la vivienda particular del líder de Hamás, Jalil al Hayah, donde mató a cuatro de sus familiares directos.

Según Ashraf al Qedra, uno de sus hijos, su cuñada y dos de sus nietos perecieron en el ataque, mientras que su mujer resulto gravemente herida. Al Hayah, al parecer, no estaba en la casa.