El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, José Manuel García, y la concejal Josefa Medrano han mostrado su apoyo a las trabajadoras de ayuda a domicilio, que este viernes se han concentrado nuevamente a las puertas del Ayuntamiento para reclamar el mantenimiento de este servicio público, cuya continuidad está en peligro por "los recortes presupuestarios y por la aplicación de la reforma local del PP" por parte del Gobierno local de Juan Ignacio Zoido.

Tanto García como Medrano han trasladado su solidaridad a las representantes de CCOO de este colectivo, que en el día de hoy han registrado ante el Consistorio hispalense y ante la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía un escrito con más de 12.000 firmas en defensa del servicio de ayuda a domicilio y donde se pide también a las administraciones que "actúen ya" para garantizar su "supervivencia".

"Desde Izquierda Unida nos sumamos a este llamamiento que compartimos radicalmente", ha señalado el portavoz de IU, quien, al hilo de esto, ha vuelto a exigir al alcalde de la ciudad que "asuma de una vez su responsabilidad" e inicie cuanto antes el proceso administrativo necesario para que el servicio municipal de ayuda a domicilio pueda seguir ofreciéndose desde el Ayuntamiento a partir del 1 de enero de 2015.

Para García, "ya no caben más excusas ni dilaciones". Por eso, ha instado a Zoido a "no desentenderse" de un "servicio básico" del que dependen actualmente más de 1.300 trabajadoras y 3.000 usuarios. Y es que en las fechas en que estamos, el Gobierno local "incomprensiblemente" aún no ha aclarado si piensa continuar desempeñando esta prestación a partir del 31 de diciembre, cuando termina el contrato adjudicado a Clece.

Moción en el pleno

Al respecto, el portavoz de IU ha recordado que ya el mes pasado su fuerza política elevó al pleno municipal una moción en la que "nos hacíamos eco de las demandas de la plantilla de ayuda a domicilio". En concreto, la federación de izquierdas solicitaba al Gobierno de Zoido que empezara los trámites pertinentes para poner en marcha este servicio a partir del año próximo y, al mismo tiempo, que se comprometiera a destinar, como mínimo, los mismos fondos que hasta ahora ha venido aportando para su desarrollo. "Pero el PP votó en contra de esta propuesta y eso los sevillanos lo tienen que saber", ha subrayado García.

En opinión de IU, el Gobierno local "no puede mirar más para otro lado", pues dispone de "mecanismos suficientes" para continuar atendiendo a un colectivo tan vulnerable como es el de los mayores y las personas dependientes. Por ello, García ha exigido al alcalde que se acoja urgentemente al Decreto Ley 7/2014 de la Junta de Andalucía, que posibilita a los ayuntamientos seguir prestando este servicio a los ciudadanos. "Sólo es cuestión de voluntad política y de prioridades", ha enfatizado el portavoz de IU.

Finalmente, García ha puesto en valor la sensibilidad y la enorme profesionalidad de una plantilla, la de ayuda a domicilio, compuesta en su mayor parte por mujeres trabajadoras que, a pesar de los recortes de jornada y de haberse llevado meses sin cobrar en el pasado, "no han dejado nunca de realizar su labor", haciéndolo además de forma "absolutamente intachable". "Es indecente que con la que está cayendo, el PP siga dándoles largas a esta plantilla y despreocupándose de un servicio que es absolutamente necesario para mejorar las condiciones de vida de las familias sevillanas más desfavorecidas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.