La portavoz del Consell, María José Català, ha afirmado este viernes en Alicante que la Generalitat es "sensible" a las críticas que ha recibido la posibilidad de habilitar una segunda toma, desde Cortes de Pallás, para el trasvase Júcar-Vinalopó y ha anunciado que en los próximos días se iniciarán reuniones "con el Ministerio" para acometer este tema ante lo que ha calificado como "una opción en estudio".

Català, a preguntas de los medios en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell en relación a las críticas elevadas por las comunidades de regantes de La Ribera contra la segunda toma, ha insistido en que el agua es un tema "muy importante" y "tremendamente sensible" para la Comunitat Valenciana, pero, ha destacado que se ha logrado aprobar los planes de cuenca y "hemos conseguido que llegue agua a la zona del Vinalopó".

Por ello, el trasvase Júcar-Vinalopó es "importante en estos momentos" porque permitirá "salvar cosechas valoradas en 200 millones de euros" y beneficiará a 6.000 agricultores. A pesar de todo, "sabemos que estamos pendientes de una segunda toma, en la que empezará a trabajar en ello".

A ese respecto, Català ha dicho que la toma de Cortes de Pallás "se va a estudiar" porque la actual toma en el Assut de la Marquesa "es cara". En cualquier caso, sobre Cortes de Pallás "es una opción que se va a estudiar" y se tomará una decisión "en función de los resultados del estudio y de las negociaciones que vamos a iniciar en los próximos días con el ministerio correspondiente".

Consulta aquí más noticias de Alicante.