La Guardia Civil ha detenido a dos individuos, de 33 años y nacionalidad española, vecinos de Murcia y Cartagena, tras ser sorprendidos cuando estaban robando cable de cobre en una urbanización de la pedanía murciana de Gea y Truyols. El material, que alcanza un peso de 130 kilos, ha sido devuelto a su propietario.

Esta actuación se enmarca en una de las vigilancias establecidas en el marco del 'Plan de respuesta policial al robo de cableado de cobre'.

La actuación tuvo lugar el pasado martes, cuando guardias civiles del equipo ROCA de Torre Pacheco, coordinados con otras patrullas de seguridad ciudadana de la misma localidad, establecieron un dispositivo para prevenir la comisión de robos tanto en explotaciones agrícolas y ganaderas como en instalaciones con cable de cobre.

El dispositivo permitió detectar la comisión de un robo en una urbanización en obras de Gea y Truyols-Murcia, donde los autores, aprovechando la poca presencia de personas durante la noche y valiéndose de varias herramientas, accedieron a las viviendas del complejo y forzaron la instalación eléctrica para sustraer gran cantidad de cable de cobre de la misma, ocasionando considerables daños en la instalación, debido a que durante su actuación forzaron los cuadros eléctricos y enchufes de los inmuebles.

Las patrullas del dispositivo, alertadas por la comisión del robo, se coordinaron para realizar una maniobra de cierre que culminó con la interceptación del turismo que utilizaron los dos autores para huir del lugar del robo con el cobre sustraído.

Empleando medidas de seguridad para evitar su huida, los guardias civiles identificaron a los dos ocupantes del turismo e inspeccionaron su interior, donde se halló gran cantidad de cable de cobre, así como las herramientas utilizadas para la sustracción del mismo, por lo que se procedió a la detención y posterior puesta a disposición judicial de los dos ocupantes del vehículo, como presuntos autores de delito de robo con fuerza.

Los efectos sustraídos, así como las herramientas y el vehículo utilizados para la comisión del robo han sido incautados y puestos a disposición judicial.

El destino final del cable de cobre sustraído, que parte del cual ya había sido quemado para separarlo del plástico aislante y así evitar su identificación, iba a ser entregado en chatarrerías.

Los detenidos, uno de ellos con numerosos antecedentes, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Murcia.

Consulta aquí más noticias de Murcia.