El Gobierno andaluz ha reclamado este viernes la "rápida" actuación de la justicia ante el caso de las facturas falsas de UGT-A

y ha señalado que sigue analizando su personación en el mismo como "acusación particular".

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, se ha pronunciado así después de que ayer se conociera un oficio del Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil dirigido al juez de Sevilla que investiga el caso de las facturas falsas de UGT-A en el que indica que el sindicato habría creado una estructura empresarial "ex profeso" para, supuestamente, "justificar el presunto desvío de fondos públicos supuestamente malversados".

Jiménez Barrios ha comenzado dejando claro que es una tónica normal del Gobierno andaluz no valorar autos judiciales y ha recalcado que se colabora estrechamente con la justicia y se va a seguir haciendo, si bien le ha reclamado celeridad "para el conocimiento y para la tranquilidad de todo el mundo".

Ha insistido en que es importante que haya una rápida actuación de la justicia, una clarificación de lo ocurrido, y se ajusten las responsabilidades que correspondan.

El consejero ha querido dejar claro que el Gobierno andaluz va a trasladar a la justicia todo aquello que se le solicite con la mayor rapidez.

Preguntado sobre si la Junta se va a personar en el caso como "acusación particular", ha recalcado que ello se está analizando por los servicios jurídicos para tomar las decisiones correspondientes.

"No descartamos personarnos en nada que se vea con claridad que perjudica a los intereses de Andalucía y eso lo dirá el dictamen de los servicios jurídicos", ha sentenciado el consejero de Presidencia.

Como se recordará, el pasado 25 de junio, la Junta informó de que había instado a su gabinete jurídico a iniciar las "acciones oportunas en defensa de los intereses públicos" para personarse en la causa sobre las presuntas facturas falsas en cursos de formación de UGT-A.

Preguntado sobre si se podría cuestionar la presencia de UGT-A en la Agenda por el Empleo a raíz de este asunto, Jiménez Barrios ha explicado que dicha agenda no contempla "ningún manejo de fondos por parte de ninguno de los agentes que lo componen", sino que es una estrategia de competitividad que lleva a cabo el Gobierno andaluz. Ha apuntado que, "en absoluto", ninguno de los otros interlocutores ha puesto objeción alguna a la presencia de UGT-A

Ha señalado que la Junta da participación a todo el mundo y ha recordado que los agentes sociales y económicos están contemplados en el Estatuto de Autonomía y en la Constitución, en función de la representatividad. Ha insistido en que hay que dejar trabajar a los juzgados y que éstos diriman las responsabilidades que haya antes de hacer algún tipo de juicio.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.