El PSOE regional ha pedido "ceses inmediatos" por la "temeraria gestión" del Gobierno de Castilla-La Mancha en la política sanitaria regional y ha acusado al Ejecutivo autonómico de "ocultar y mentir" directamente a los enfermos de la Comunidad Autónoma.

En el transcurso de una rueda de prensa, la portavoz de la Ejecutiva regional del PSOE, Cristina Maestre, se ha referido así a las cada día "más largas y abultadas" listas de espera y ha acusado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) de "meter en un cajón sus propios expedientes".

"Esto es un auténtico escándalo", ha dicho Maestre, quien ha afirmado que el Gobierno regional "amontona" 7.000 citaciones de enfermos en los cajones. "¿Se trata de ciudadanos de segunda?", se ha preguntado la portavoz socialista.

En este sentido, ha argumentado que el Sescam ha tenido que reconocer que tenía 7.000 expedientes en los cajones "para camuflar las listas de espera" y que, a pesar de ello, "el desastre sigue".

Así, ha enseñado una citación de esta semana para una resonancia de urgencia en la que se da cita para el 14 de diciembre de 2015.

Encuestas de satisfacción

De otra parte, Maestre ha retado a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, a que haga "cuerpo a cuerpo" y "sin cinturones policiales" las encuestas de satisfacción del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) "mirando a los ojos" de los pacientes.

La responsable socialista ha asegurado que la jefa del Ejecutivo autonómico hizo "un enorme ridículo" al presentar esta "encuesta fantasma" y que "nadie" conoce a ningún trabajador que las haya realizado, ni ningún paciente a quien se la hayan hecho.

A pesar de que el Sescam hizo publica este jueves una nota de prensa en la que decía que tenía esas encuestas grabadas, Maestre ha dicho que los socialistas han solicitado datos concretos sobre las mismas y que se demuestre que están hechas. "Dudo que haya 5.700 encuestas grabadas", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.