La Guardia Civil de Ceuta ha puesto este viernes a disposición judicial por un presunto delito de usurpación de identidad a Mohamed El Ouazzani, alias 'El Nene', al que la Policía consideraba a finales de la década pasada uno de los mayores traficantes de hachís del mundo, después de que ayer por la tarde fuese detenido en la ciudad autónoma e hiciese uso de su DNI español, nacionalidad que le fue retirada hace cinco años por resolución del Juzgado local de Primera Instancia e Instrucción número 3, encargado del Registro Civil.

La Justicia debe determinar ahora, según han informado fuentes policiales a Europa Press, si el arrestado, que tiene recurrida la privación de la nacionalidad española con el nombre de Mohamed Taieb, puede o no seguir utilizándola mientras se dirime la legitimidad de su reclamación.

El Ouazzani se fugó en diciembre de 2007 de la cárcel marroquí de Kenitra, donde cumplía una condena de ocho años por tráfico de drogas. El 22 de abril de 2008 fue detenido en Ceuta en cumplimiento de una orden internacional de busca y captura emitida por la justicia del país vecino, que le buscaba como presunto responsable de los delitos de evasión de la cárcel, soborno y falsificación de documentos administrativos. La Audiencia Nacional dictó auto de prisión dos días después.

A pesar de que ya había sido condenado en Ceuta en 2002 a cuatro años de prisión por un delito de lesiones y otro por tráfico de estupefacientes, aprovechando un permiso penitenciario huyó al Reino alauita a finales de ese mismo año. Durante un tiempo compaginó documentación oficial como ciudadano marroquí y español pero al ser detenido en 2008 no tenía causas pendientes con la justicia española.

En junio de 2009 el Consejo de Ministros aprobó su extradición a propuesta del por aquel entonces titular de la cartera de Justicia, Francisco Caamaño, en virtud de los convenios rubricados con el Reino alauita y del auto de la Audiencia Nacional que ocho meses antes había dictaminado que había ostentado la nacionalidad española y marroquí "a su voluntaria conveniencia" y destacado que cuando España reclamó a Marruecos su extradición "la misma se denegó por la condición de nacional marroquí del mismo".

El auto incorporó un voto particular de cuatro magistrados en el que estos consideran que 'El Nene' "sigue siendo" español porque "de ninguna forma puede afirmarse que el interesado haya incurrido ni en el pasado ni en el presente en ninguna de las causas previstas legalmente de pérdida de la nacionalidad española".

El segundo razonamiento que justificó su voto fue que existía "riesgo de violación de su derecho a la integridad física", un peligro sobre el que estos cuatro magistrados entendía que la Sala no había prevenido o impedido de forma adecuada. A cambio, los cuatro discrepantes proponían denegar la extradición por tratarse de un nacional español y ofrecer a Marruecos tanto "el cumplimiento de la pena en España" como "que también fuera enjuiciado en España por los delitos objeto de la reclamación".

Consulta aquí más noticias de Ceuta.