Un nuevo seísmo de 6,2 grados de magnitud en la escala abierta de Richter sacudió hoy las Islas Salomón después de que el maremoto de ayer en la misma zona se haya cobrado la vida de al menos 20 personas, informó la radio 'ABC'.

El terremoto ocurrió a las 10.20 hora local (22.20 GMT del lunes), según la Oficina de Meteorología de Queensland, que no emitió una alerta por tsunami en Australia ni informó de nuevas víctimas ni daños materiales.

Por su parte, el Servicio Geológico de Estados Unidos indicó que el epicentro del temblor se localizó a unos 305 kilómetros al noroeste de Honiara, capital de las Islas Salomón.

Según la Policía de las Islas Salomón, al menos 20 personas han muerto desde ayer en este archipiélago después de que un fuerte terremoto de 8,1 grados localizado a 350 kilómetros al noroeste de Hoinara originara una ola gigante que arrasó decenas de viviendas cerca de la localidad de Gizo, en el oeste del país.

Otro seísmo golpea a las islas Célebes

También un terremoto de 5,9 grados de magnitud en la escala abierta de Richter sacudió la madrugada de hoy las islas Célebes, en el norte de Indonesia, sin que por el momento se haya informado de la existencia de víctimas o daños materiales graves.

El seísmo se localizó en el mar de Molucas, a unos 105 kilómetros de la ciudad de Manado, en Célebes, a las 03.42 hora local (19.42 GMT del lunes), y a una profundidad de 15 kilómetros bajo el nivel del mar, informó el Centro Sismológico Euro-Mediterráneo, que mide la actividad sísmica mundial.

Según informó la agencia estatal 'Antara', las autoridades regionales no han informado de víctimas ni graves daños.

En Islas Salomón, 2.000 personas sin hogar

Unas 2.000 personas han perdido sus hogares y varios pueblos han resultado devastados por el tsunami originado por el terremoto de 8,1 grados que el lunes sacudió las Islas Salomón y causó al menos veinte muertes, indicó la Cruz Roja en un comunicado difundido por el Gobierno.

El organismo indicó que unas 900 casas han sido destruidas y que unas 4.000 personas pasaron la noche en las montañas de alrededor de la localidad de Gizo por temor a que se produzcan réplicas y nuevas olas gigantes.

Unas 900 casas han sido destruidas y unas 4.000 personas pasaron la noche en las montañas de alrededor de Gizo

Las autoridades declararon el lunes el estado de emergencia para facilitar la distribución de tiendas, alimentos y agua potable en las zonas remotas del oeste, manifestó la policía local.

El portavoz de la Oficina Nacional de Gestión de Desastres, Julian Mekay, advirtió a través de la radio del Pacífico 'ABC' de que el número de muertos puede ascender, en especial en Gizo, con una población de 20.000, y donde las olas arrasaron unas 900 viviendas.

Aviones del Gobierno de las Salomón y de la Misión de Asistencia Regional, fuerza regional desplegada para restablecer la paz en ese país del Pacífico Sur agitado por enfrentamientos políticos, han comenzado a volar sobre el área afectada para valorar los daños y las prioridades de asistencia.

Equipos de gestión de catástrofes del Gobierno y de la Cruz Roja se dirigen en estos momentos a Gizo, la zona más afectada por el fuerte seísmo y las posteriores olas gigantes.

A pesar de que las informaciones iniciales aseguraron que el único punto donde el maremoto causó víctimas fue en el oeste de las Salomón, la radio 'ABC' indicó que cinco personas, todas de una misma familia, desaparecieron en la vecina Papúa Nueva Guinea.

Una ola de tres metros, informó la citada emisora, golpeó una pequeña isla en la provincia de Milne Bay antes de que se emitiera la alerta de tsunami en ese país.

Tanto Islas Salomón como Indonesia se asientan en el llamado 'Cinturón de Fuego del Pacífico', una zona con gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año.

Según cifras del Gobierno, el país sufre vibraciones en su territorio tres veces al día, de las cuales una alcanza la categoría de terremoto.