Los hechos sucedieron en el centro de la ciudad.  Según una nota de la Guardia Urbana, el detenido, R. E. A. M., cuyo último domicilio conocido se encontraba en Barcelona, había mantenido «algún tipo de relación afectiva» con la víctima, que se recupera tras ser operada en el hospital.