En Córdoba hay más de 7.300 personas que necesitan ayuda cada día para hacer sus tareas cotidianas. Están diagnosticados como dependientes severos y serán los primeros en beneficiarse de la recientemente aprobada Ley de Dependencia.

La Delegación de Igualdad y Bienestar Social de la Junta anunció ayer que tras la Semana Santa comenzarán los estudios individualizados de cada una de estas personas, para determinar sus necesidades y su grado total de dependencia.

Para esta primera fase de aplicación de la ley, que se ocupará de los pacientes más graves, la Junta ha incorporado a 29 profesionales, entre médicos, psicólogos y trabajadores sociales,   que acudirán al domicilio del afectado para realizar in situ el estudio. La Junta avisará previamente a los pacientes mediante una llamada telefónica.

De todas formas, la Delegada de Igualdad, Victoria Fernández, apuntó que las familias y afectados de todo tipo de personas dependientes  «ya pueden encontrar información sobre la ley en todo los centros cívicos y en los ayuntamientos».

Respecto a los recursos que tiene la administración andaluza en Córdoba para personas dependientes, existen en la provincia 645 plazas de residencia para personas con discapacidad y una red de 27 centros de día que ofrecen actividades a la población más mayor. Para este sector, en la provincia cordobesa hay concertadas 358 plazas en unidades de estancia diurna.

1.200 mayores, en lista de espera

En la provincia existen actualmente 1.458 plazas concertadas en residencias de mayores. Una cifra que se torna insuficiente a tenor de la lista de espera que dio a conocer ayer la Delegada de Igualdad. Fernández aseguró que hay 1.200 mayores aguardando una plaza en este tipo de centros, «pero que ninguno de ellos son grandes dependientes». La Junta destinó 20 millones de euros en 2006 en estos centros.

Niños

De 0 a 3 años

4.996 niños de edades comprendidas entre los 0 y 3 años se beneficiaron en 2006 de alguno de los 120 centros socioeducativos que hay en Córdoba.

Servicios sociales

88.000 personas

Más de 1.300 personas trabajaron el año pasado en alguno de los programas de erradicación de la marginalidad. Se beneficiaron 88.000 personas.

Prevención

Consumo de droga

400.000 euros destinó Igualdad y Bienestar en programas de prevención del consumo de drogas. 3.000 personas recibieron  ayuda terapéutica.