Noventa plazas (camas) en pisos de acogida para una provincia que registró 3.132 denuncias por malos tratos en 2006 parece una cifra escasa. En cambio, la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Málaga, Pilar Oriente, afirma que «desde que salió la Ley Integral contra la Violencia de Género, los jueces suelen decretar orden de alejamiento al marido y esto hace que la mujer quiera estar en casa con sus hijos». Es más, en los últimos dos años siempre hay «plazas libres» y el año pasado hubo en las tres modalidades de acogida 147 mujeres con sus 170 hijos (317 personas en total).

Tres destinos

Centro de Emergencias: Es el primer lugar donde van las mujeres: 30 plazas. Hay educadoras y espacios para los niños, lugares comunes, habitaciones individuales, asistencia médica, psicológica y jurídica... Suelen estar días o semanas, aunque no tiene límite establecido.

Casas de acogida: Segundo destino: 54 plazas. La estancia es más larga. «Se ayuda con el papeleo, a buscar trabajo, cuentan con trabajadores sociales y servicios de asesoría». Y suelen rehacer su vida ya con empleo y casa.

Piso tutelado: Tercer paso. Para las mujeres con trabajo, pero aún sin posibilidades de alquilar vivienda. Existe un piso tutelado (seis plazas) en el que la mujer se mantiene a sí misma.

Perfil

Regla general: Personas con pocos recursos económicos. Cada año aumenta el número de extranjeras: el año pasado, supusieron un 28% (del Este, Marruecos y Sudamérica) del total.

Procedimiento para ser acogida

Las mujeres que hayan sido objeto de malos tratos tienen que comunicar su caso al centro situado en Málaga del Instituto Andaluz de la Mujer (C/ San Jacinto, 7) o llamando al teléfono de información a la mujer: 900 200 999. Cada caso acarrea un estudio y valoración por los profesionales del centro, aunque «normalmente llegan acompañadas de la Policía, con una denuncia y parte médico de por medio», explica la coordinadora del centro en Málaga, Pilar Oriente.