un Martes con aires de la Victoria
El pueblo la llama la Novia de Málaga y la Virgen del Rocío responde con su hermosura por las calles de la ciudad en su trono procesional (Álvaro Cabrera).
El Martes Santo es el día de un barrio añejo y cofrade: la Victoria. De este núcleo urbano salen un total de tres hermandades con una fuerte raigambre popular, como la de la Virgen del Rocío.

Pero la primera en salir en procesión es la de Nueva Esperanza, la que lleva a cabo el recorrido más largo de la Semana Santa. Casi once horas en la calle demuestran el esfuerzo de esta cofradía, que participa en el recorrido oficial como un ejemplo de constancia y buen hacer nazareno desde el barrio de Nueva Málaga.

De la iglesia de San Julián (en calle Nosquera) un crucificado impactante comienza su peregrinar sobre un monte de claveles rojos y entre una nube de incienso: el Cristo de la Agonía de la cofradía de las Penas. Detrás, la Virgen de las Penas, que lucirá un año más un nuevo diseño en su tradicional manto de flores.

Pulsos

Los pulsos, seña de identidad de la Semana Mayor malacitana, recobrarán el sentido con la hermandad de la  Estrella. El Cristo de la Humillación y la Virgen de la Estrella recorrerán el casco antiguo de la ciudad con la alegría y el sentimiento penitencial malagueño.

Los nazarenos de la cofradía del Rescate parecen haber salido de la paleta de colores de un pintor por el contraste de las túnicas.

Así, el barrio victoriano comienza a andar desde calle Agua y la Virgen de Gracia bajará hasta el centro en una jornada amable y con momentos de muy especial intensidad.

Por otro lado, la Sentencia procesiona el Cristo guapo de la Sentencia, como se le conoce en la ciudad, y la Virgen del Rosario.

La Brigada Mecanizada Guzmán el Bueno, con sede en Cerro Muriano (Córdoba), participa en la procesión como hermano mayor honorario de la cofradía.

Uno de los momentos de gran emoción es cuando los tronos pasan por la plaza de la Merced camino de su encierro, en calle Frailes.

Y Málaga queda prendada de la novia más célebre, como es la Virgen del Rocío. Una imagen que atrae una fuerte devoción por parte de los vecinos de la Victoria y del resto de cofrades y malagueños que no se perderán el paso del trono.

Esta talla es la única que está realizada de cuerpo entero entre las Vírgenes que salen en la Semana Santa.

Delante va su hijo, el Nazareno de los Pasos en el Monte Calvario, con una mirada triste, representando el momento de la tercera caída en su camino hacia el Gólgota.

Pero uno de los momentos claves de toda la semana se centra en la Tribuna de los Pobres. Allí, las imágenes se mezclan con el pueblo cuando los tronos se levantan a pulso de cara a esta conocida escalinata de la ciudad. Además, el encierro, junto al Jardín de los Monos, es un especial instante que merece la pena vivir entre miles de malagueños.

El rocío, imán de la devoción

El pueblo la llama la Novia de Málaga y la Virgen del Rocío responde con su hermosura por las calles de la ciudad en su trono procesional, mientras la vitorean y le echan flores a su paso. Es una imagen que atrae una enorme devoción popular.

Estrenos

La Virgen de las Penas estrenará una nueva saya bordada en oro sobre terciopelo color burdeos, elaborada por Salvador Aguilar. La Humillación irá acompañada por su nueva banda de cornetas y tambores, María Santísima de la Estrella. Nueva Málaga presenta como novedad una toca de sobremanto de malla calada, pieza hecha por Joaquín Salcedo. La Virgen del Rocío lucirá nuevo techo de palio, cuyo diseño ha sido de Eloy Téllez; el bordado ha corrido a cargo de los talleres La Trinidad.

El martes Santo, según... Rafael Recio, Presidente Agrupación

«Este día es la culminación de la labor de todo un año de esfuerzo completo y a la vez el inicio del que viene. Evidentemente hablo de mi cofradía del Rescate, la de mi Cristo del Rescate y mi Virgen de Gracia, de la que soy hermano mayor y con la que me siento identificado en esta jornada de la Semana Santa de Málaga. Una hermandad a la que pertenezco desde hace muchos años y en la que he vivido momentos muy gratos».