Ataques aéreos en Gaza
Vista general del humo de una casa palestina durante una ataque israelí de misiles en Jabaliya, en el norte de la franja de Gaza, el lunes, 14 de julio del 2014. Mohammed Saber / EFE

La Fuerza Aérea israelí ha reanudado, seis horas después de haber aceptado unilateralmente el alto el fuego, los ataques a Gaza en respuesta al disparo de decenas de cohetes por milicianos palestinos, informó el Ejército, a pesar de que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, aceptó esta mañana un alto el fuego propuesto por Egipto.

Las Fuerzas de Defensa israelíes aseguraban que "Hamás ha disparado 47 cohetes desde que suspendimos nuestros ataques a Gaza a las 9 am" y añadía que "como resultado, hemos reanudado nuestra operación contra Hamás".

Egipto presentó el lunes una iniciativa para dar una salida al conflicto entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamás, que estipula la tregua entre ambos bandos a partir de la mañana de este martes y reuniones en El Cairo en los próximos días. El plan llama a todas las partes a "un alto el fuego inmediato", de cualquier operación aérea, terrestre y marítima.

Un alto cargo israelí ha indicado al diario Haaretz que el primer ministro israelí ha ordenado a Ejército que bombardee objetivos en Gaza."Después de que Hamás y la Yihad Islámica hayan rechazado la propuesta de Egipto para un alto el fuego y disparado decenas de cohetes contra Israel, Netanyahu y el ministro de Defensa, Moshe Yaalon, han ordenado al Ejército atacar objetivos terroristas en Gaza", ha precisado la fuente.

Una oportunidad de paz fugaz

Israel tendrá toda la legitimidad internacional para ampliar su operación militar El gabinete político y de seguridad israelí aceptó este martes la propuesta para un alto el fuego, pero Netanyahu, advirtió de que se reserva la opción de responder en caso de que sigan los disparos de cohetes desde Gaza.

"Nosotros hemos aceptado el alto el fuego a propuesta de Egipto para dar una oportunidad a que cese el disparo de cohetes y se desmantelen los túneles (en la Franja palestina)", aseguró el primer ministro israelí en Jerusalén, en una rueda de prensa con el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier.

"Si Hamás no acepta el alto el fuego, como parece que es el caso, Israel tendrá toda la legitimidad internacional para ampliar su operación militar para restaurar la calma que se requiere en la zona", apostilló Netanyahu en hebreo.

Israel aún tiene acantonados alrededor de la Franja a decenas de miles de soldados y cientos de tanques y blindados en previsión de una posible operación terrestre.

El Ministerio de Sanidad en Gaza informó este martes de que el recuento de fallecidos en el enclave palestino ascendió a 190, mientras que los heridos se acercan a los 1.400 y las casas destruidas más de 250 en ocho días de conflicto.