Bombardeos en Gaza
Un grupo de palestinos revisa los restos de los escombros provocados por un bombardeo israelí en Gaza. EFE

Este lunes, cuando se cumple séptimo día de ofensiva de Israel en Gaza, un reputado médico europeo ha denunciado el supuesto uso de un tipo de munición mucho más mortífera, al parecer lanzada desde drones,  por parte del Ejército israelí  Erik Fosse, catedrático de Cirugía de la Universidad de Oslo, que se trata de proyectiles que al estallar en el suelo desprenden tanta energía que amputan la parte inferior del cuerpo y causan graves quemaduras.

Según los últimos datos en la operación militar han muerto hasta ahora 174 palestinos, y otros alrededor de 1.200 resultaron heridos.

"Es un tipo de bomba antipersona de pequeño diámetro diseñada para matar con más precisión y que causa un tipo de heridas particulares", declaró en el hospital Al Shifa de Gaza, donde opera de forma voluntaria. "Se lanza desde los drones, y al impactar en el suelo sueltan una descarga tal de energía y de metralla que destroza la parte inferior del cuerpo", agregó Fosse, que lleva más de 30 años de profesión y colabora con la ONG noruega NORWAC.

Algunos de los "cadáveres no tienen piernas y que presentan quemaduras producidas por metal líquido muy caliente" El doctor Fosse, que cursó parte de sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid, dijo que algunos de los "cadáveres no tienen piernas y que presentan cientos de quemaduras producidas por piezas de metal líquido muy caliente".

En la misma línea que el cirujano noruego, el portavoz de la Autoridad Nacional Palestina, Ihab Bassiso, mostró su preocupación por el tipo de armas empleadas por Israel en la tercera ofensiva contra Hamás desde que en junio de 2007 el movimiento islamista asumió el control de la franja de Gaza.  "Esta mañana hemos recibido una declaración del Ministerio y de doctores en los hospitales que afirman que son testigos de una nueva clase de heridas. No estamos seguros del tipo de armas que las causan", afirmó.

"Lo que han visto es que son más letales, más dañinas, heridas por todo el cuerpo. No están seguros del tipo de armas que se han estado utilizando", agregó Bassiso, quien recordó el episodio del fósforo blanco en 2008 y subrayó que los expertos internacionales "están investigando". "Informaremos con los resultados de las investigaciones que organizaciones internacionales y de defensa de derechos humanos que trabajan sobre el terreno están desarrollando sobre este tipo de heridas. También la población civil mantiene que el tipo de bombas es distinto", apostilló.

Fosse, que ya prestó sus servicios en la ofensiva israelí de 2008-2009 contra la Franja, denunció, asimismo, que la segunda gran diferencia entre ambas operaciones es que durante la actual Israel ataca de forma regular edificios administrativos y viviendas particulares. "Tenemos tres tipos principales de heridas: Las que se producen por el impacto de los misiles, las que se deben a armas de menor calibre y los traumatismos causados por el derrumbe de techos y paredes", detalló.

"Está relacionado con la idea que defiende Israel: dice que ataca esos lugares porque son centros de mando de Hamás, pero en realidad muchos de ellos son civiles", argumentó.  Y puso como ejemplo un caso para él muy cercano: "anoche Israel atacó la casa del director de este hospital. Sí, él es un funcionario de Hamás, pero es un civil que se dedica a la medicina", subrayó.

Un experto legal del Ejército israelí aseguró que Fosse ya ha hecho denuncias como ésta en el pasado "que resultaron falsas" e insistió en que su país "respeta las leyes de la guerra" incluso cuando considera blancos legítimos las viviendas de los milicianos palestinos.

Hamás asegura que tiene drones

Los tres aparatos lanzados fracasaron en los dos objetivos que perseguían Las brigadas 'Azedim al Kasam', brazo armado del movimiento islamista Hamas, sacaron a relucir este viernes sus aviones teledirigidos, artillados con pequeños cohetes, una de las "sorpresas" que decía tener reservadas para Israel. Además, admitió haber lanzado de madrugada tres de ellos contra Israel, aunque sin aclarar con qué misión.

En un comunicado difundido en Gaza, el brazo armado de Hamás alardeó de poseer en su arsenal tres tipos de aviones no pilotados, a los que han dado el nombre genérico de 'Ababil': el AB1, desarrollado para misiones de espionaje, el AB2, artillado y diseñado para llevar a cabo ataques, y el AB3, que funcionaría como una especie de bomba volante lanzada contra un objetivo.

"Los tres aparatos lanzados fracasaron en los dos objetivos que perseguían", admitieron las brigadas, que no detallaron de qué tipo de drones y de misiones se trataba. A primera hora de esta mañana, un misil tipo 'Patriot' israelí interceptó uno de esos aparatos, al parecer cuando volaba hacia el puerto mediterráneo de Ashdod, informó la prensa israelí. Según el diario progresista israelí Haaretz, el Ejército investiga si era uno de los que llevaba carga explosiva como los que mostró en vuelo, a media tarde, la televisión de Hamás.

Egipto propone un alto el fuego

El Gobierno de Egipto ha presentado una propuesta con la que intenta lograr un alto el fuego de 12 horas entre Israel y Hamás este martes y unas negociaciones que comenzarían esta misma semana. Israel tendría que cesar sus bombardeos y garantizar que no va a efectuar incursiones terrestres en la franja de Gaza o ataques contra civiles, mientras que los palestinos han de frenar el lanzamiento de cohetes, entre otros puntos.

Netanyahu ha anunciado que reunirá este martes por la mañana a su gabinete para analizar la iniciativa.

Once diputados de Hamás arrestados

El Ejército israelí arrestó este lunes a once disputados del movimiento islamista Hamás que residen en Cisjordania, informaron fuentes oficiales palestinas. Las fuentes precisaron que contingentes israelíes realizaron incursiones en las ciudades de Tulkarem, Hebrón, Nablus, Ramala y Jenín y que además de los legisladores se llevaron arrestadas a otras diez personas, entre ellos algunos profesores de universidad.

Con estos once, el número de diputados islamistas palestinos en prisiones israelíes se ha elevado a 34, 23 de los cuales están detenidos desde mediados de junio, cuando tres adolescentes israelíes fueron secuestrados y asesinados por presuntos milicianos palestinos, según la acusación de Israel. En una circular repartida en Gaza, Hamás ha advertido a Israel de las consecuencias de estos arrestos.

EE UU pide a Israel que no entre en Gaza

Earnest reiteró la necesidad de que Hamás "deje de lanzar cohetes" contra Israel El Gobierno de EE UU aconsejó a Israel no hacer una incursión terrestre en Gaza, como sopesa el Ejecutivo de Benjamín Netanyahu, aunque subrayó que respetará la decisión que tome su aliado israelí a medida que prosigue su ofensiva. "Nadie necesita ver una incursión terrestre, porque eso pondría en riesgo a más civiles todavía", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria, "pero esa es una decisión que tiene que tomar Israel", agregó.

Earnest reiteró la necesidad de que Hamás "deje de lanzar cohetes" contra Israel, aunque reconoció que el escudo antimisiles Cúpula de Hierro, financiado por EE UU, ha sido "eficaz a la hora de proteger a muchos de los civiles que estaban en peligro". Al mismo tiempo, aseguró que Estados Unidos está "muy preocupado por los civiles palestinos que están en riesgo" y continúa instando a Israel a "hacer lo necesario" para minimizar las víctimas entre los ciudadanos de Gaza.

Medios estadounidenses difundieron rumores de que el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, que se encuentra actualmente en Viena, pueda desplazarse próximamente a Israel para tratar de impulsar un alto el fuego, pero ni la Casa Blanca ni el Departamento de Estado han confirmado hasta ahora esa posibilidad.