Los beneficiarios son los usuarios del Teletac o tarjetas autorizadas por las concesionarias. Los dos años anteriores, 200.000 conductores (el 10% del total de usuarios) se beneficiaron. El conseller de Interior, Joan Saura, pidió ayer prudencia en la carretera y que se agilice la retirada de carnés de conducir a los infractores.