Los actos vandálicos que con frecuencia se producen en la ciudad tuvieron el pasado fin de semana más peligro que nunca.

Todo ocurrió el pasado viernes pasadas las diez de la noche, cuando una dotación de la Policía Local que realizaba patrulla de paisano sorprendió en la calle Juan Flórez a cinco jóvenes de entre 18 y 22 años golpeando señales, papeleras y contenedores y lanzándolos a la calzada.

Muchos conductores, según explicó la Policía Local, tuvieron que realizar maniobras y frenazos bruscos para evitar colisionar. Cuando los agentes se acercaron a los jóvenes (A. N. L.; A. R. G.; J. R. S.; P. C. V. y J. P. R.), éstos se dieron a la fuga, aunque fueron interceptados unos minutos más tarde en la plaza de Lugo por una patrulla de apoyo del 092. Una vez localizados, todos ellos fueron denunciados al juzgado por cometer esos actos vandálicos.