Corazón
Imagen de un corazón y de una arteria. Archivo
Un equipo británico dirigido por el cirujano de corazón más reputado del mundo ha conseguido generar por primera vez una parte de un corazón a partir de células madre, según informa el diario británico The Guardian.

Si las pruebas en animales que tendrán lugar a lo largo de este año tienen éxito, los tejidos regenerados podrían ser utilizados en los miles de personas que sufren de dolencias cardiacas en un plazo máximo de tres años.

Sir Magdi Yacoub, profesor de cirugía cardíaca del Colegio Imperial de Londres, llevaba una década intentando resolver el problema de la baja tasa de donaciones de corazón para trasplante en el Reino Unido.

Su equipo consiguió generar tejido que funciona de la misma manera que las válvulas en corazones humanos, un paso importante hacia el objetivo de lograr transplantes enteros de corazón a partir de células madre.

Se evita el problema del rechazo

La generación de tejido a partir de células madre es uno de los principales objetivos de la biología.

Si el tejido reparador es genéticamente compatible con el del paciente, no existe peligro de rechazo.

Hasta la fecha, se habían regenerado tendones, cartílagos y vesículas, pero no se había podido regenerar órganos con estructuras tridimensionales formadas por docenas de células diferentes.

Para poder triunfar en una tarea como esta, Yacoub reunió un equipo médico formado por profesionales de todas las disciplinas cuya tarea -reproducir exactamente la forma como trabaja un corazón- ha llevado diez años.

Un resumen de su investigación será publicado el próximo mes de agosto en una edición especial de la revista Philosophical Transactions of the Royal Society.

¿Para cuando el corazón entero?

El próximo objetivo que se marcan Yacoub y su equipo es generar un corazón completo.

El cirujano británico dice que podría estar listo en diez años, aunque pronostica que podría ser incluso antes.

Para poder generar las válvulas cardíacas, los científicos se sirvieron de determinados procesos químicos y físicos para hacer crecer células madre extraídas de la médula ósea en células de válvulas cardíacas.

Luego colocaron las células en moldes de colágeno y consiguieron regenerar discos de tres centímetros de ancho de tejido de válvula cardíaca.