Efectivos del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local de Málaga han detenido a un hombre, natural y vecino de Málaga, de 28 años, como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena. Según han informado, supuestamente, el joven participaba en un botellón y los agentes comprobaron que incumplía la orden de alejamiento hacia el dueño de la tienda junto a la que estaba.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 21.45 horas de la noche del domingo 29 de junio en la Alameda de Capuchinos, donde los policías locales que patrullaban por la zona observaron a un grupo de personas consumiendo bebidas alcohólicas, algunas de ellas, al parecer, también sustancias estupefacientes, en plena vía pública, justo en la puerta de un establecimiento de bebidas y alimentación.

Al percatarse de la presencia de los agentes, según han informado desde la Policía Local, a través de un comunicado, uno de los congregados intentó alejarse apresuradamente, pretendiendo introducirse en un portal cercano, siendo interceptado por los policías.

Tras identificarlo, los agentes comprobaron que le constaba una orden de alejamiento contra un ciudadano de origen chino, así como la prohibición de aproximarse a su domicilio y lugar de trabajo, ni comunicarse con él por cualquier medio, emitida por un juzgado de Málaga en enero de 2013 por robo con violencia e intimidación, en vigor hasta octubre del presenta año 2014.

Ante la orden, los policías locales procedieron a identificar al propietario del establecimiento de alimentación, comprobando que se trataba de la víctima, que, al parecer, había sido atracado en varias ocasiones por el individuo. Por tanto, los agentes detuvieron al hombre por quebrantamiento de condena y lo trasladaron a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Además, tanto el propio individuo como el resto de identificados fueron denunciados en acta con motivo de las infracciones administrativas que estaban llevando a cabo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.