Operacion en Lugansk
El Ejército ucraniano se prepara para tomar Lugansk. ATLAS

Al menos 30 soldados ucranianos han muerto este viernes bajo el fuego de lanzaderas de misiles de bocas múltiples Grad en la región de Lugansk, junto a la localidad de Selenopólie, en el este de Ucrania, según ha informado Zorian Shiriak, consejero del ministro de Interior ucraniano.

El ataque fue lanzado desde una gran distancia, unos 20 kilómetros"De momento, la información que podemos dar es que hay hasta 30 muertos, aunque puede que sean más", dijo Shiriak.

Un representante del partido ultranacionalista Svoboda, Ruslán Andríyko, escribió en su Facebook que los soldados atacados por los milicianos pertenecían a la 24ª y 79ª brigadas del ejercito ucraniano.

El ataque fue lanzado desde una gran distancia, de unos 20 kilómetros, "y ni siquiera se pudo ver el origen del fuego", agregó Andríyko, que también aseguró que algunos misiles impactaron en un depósito de municiones que explotó.

Los sistemas móviles Grad (Granizo), de fabricación rusa, cuentan con hasta 40 bocas instaladas sobre un camión y con un alcance de hasta 40 kilómetros, según el tipo de misil y el modelo de la lanzadera.

Una andanada completa del complejo Grad barre una superficie de hasta 15 hectáreas.