El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha pedido "prudencia y cautela" para no "acabar perturbando" el expediente sobre el pago de la multa de 30 millones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) a las diputaciones y Ejecutivo vasco por el retraso en cobrar las llamadas 'vacaciones fiscales', que "corresponde al Gobierno central "impulsar y resolver".

En declaraciones a los medios antes de tomar parte en los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) en San Sebastián, Erkoreka, preguntado por esta cuestión, ha indicado que el Gobierno central "está aplicando las previsiones de un Real Decreto aprobado el 5 de julio de 2013, que contempla el procedimiento de repercusión de las responsabilidades derivadas del incumplimiento del derecho de la Unión Europea".

"Está aplicando por tanto la normativa que es de aplicación y ahí se contempla efectivamente un expediente que ha de ser tramitado en el seno del Ministerio de Hacienda y de Administraciones Públicas que incluye varias fases, una de las cuales, es la de dar audiencia a las partes para que cada una haga sus alegaciones", ha explicado.

En este sentido, ha apuntado que el Gobierno vasco "no tiene nada que decir en cuanto al modo en que el Gobierno central está tramitando el expediente", porque "lo está haciendo arreglo a su normativa".

"Con respecto a lo que pueda resultar de futuros eventuales acuerdos entre las instituciones vascas, pues el Gobierno tampoco tiene nada que decir en este momento, en tanto en cuanto es objeto de tramitación este expediente, porque podría resultar perturbadora cualquier declaración unilateral del Ejecutivo vasco o de cualquier otra institución afectada", ha señalado.

Por ello ha señalado que desde el Ejecutivo vasco se va "a operar por tanto con prudencia, con cautela" y "si existe consenso entre las instituciones vascas para dar un paso el Gobierno lo estudiará". Según ha indicado, el martes que viene, el Ejecutivo vasco se reunirá en consejo de Gobierno y "estudiará y analizará la situación y, en su caso, si es preciso hacer algún pronunciamiento lo hará en ese momento".

En todo caso, ha incidido "en la conveniencia de actuar con prudencia, cautela y no hacer pronunciamientos unilaterales que puedan acabar perturbando la situación de un expediente que cumple impulsar y resolver al Gobierno central con arreglo a lo establecido en la normativa vigente".

Preguntado sobre qué valoración le merecen las críticas vertidas por la Diputación alavesa sobre el reparto de la multa se ha limitado a señalar que "si hiciera un pronunciamiento en torno a esas u otras declaraciones estaría renunciando a ser prudente y cauteloso en esta materia".

"Esa es la actitud que creo se impone en este momento en plena tramitación del expediente", ha vuelto a repetir y ha pedido "ser respetuosos con la tramitación del procedimiento y esperar que se clarifique el panorama", porque entonces el Gobierno vasco "hará lo que tenga que hacer y pactará, resolverá o acordará lo que tenga que pactar, acordar o convocar".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.