El Gobierno de Castilla-La Mancha ha firmado el convenio de compromiso singular de implantación para el curso académico 2014-2015 del Bachillerato de Excelencia en trece institutos de Educación Secundaria de la región —ocho nuevos que se suman a los cinco existentes en el curso académico 2013-2014—, modalidad que confía que pueda llegar a todo el territorio regional.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha presidido este viernes la firma de los convenios por parte del consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, y los directores de los trece centros que durante el próximo curso ofertarán el Bachillerato de Excelencia.

De esta manera, además de los centros donde ya se ha impartido el pasado curso —el Instituto 'Isabel Perillán y Quirós', de Campo de Criptana, 'Las Salinas de Seseña', El Instituto Liceo Caracense de Guadalajara y 'Julio Rey Pastor' de Albacete—, los nuevos institutos que contarán con esta modalidad educativa son 'Cristóbal Lozano', de Hellín (Albacete); 'Virrey Morcillo', de Villarrobledo (Albacete); 'Pedro Álvarez de Sotomayor', de Manzanares (Ciudad Real); 'Santa María de Alarcos', de Ciudad Real; 'San José', de Cuenca; 'Azarquiel', de Toledo; 'Carlos III', de Toledo y 'Padre Juan de Mariana', de Talavera de la Reina (Toledo).

Cospedal, que ha subrayado que con la suma de ocho nuevos centros este proyecto deja de ser "piloto o experimental", ha afirmado que una de las principales tareas del Gobierno es "promover la igualdad de oportunidades entre todos", pero, ha matizado, cuando se habla de Educación "hay quienes recurren lamentablemente a la demagogia y equiparan la igualdad de oportunidades a la igualdad de resultados. Eso no es una realidad y tampoco es verdad", ha sentenciado, al tiempo que ha explicado que hay que "tender a la excelencia".

Hasta ahora había una escuela de mínimos

Hasta ahora, ha continuado, la Educación en toda España "se había instalado en ser una escuela de mínimos" y la igualdad en el ámbito educativo era "aplicar el mismo método y de la misma manera" sin diferenciar "las actitudes, aptitudes, características o ganas de tender hacia la excelencia", por lo que, a juicio de la presidenta, se necesitaba "un cambio de rumbo" y avanzar en políticas que tengan lo ideales "del esfuerzo, de merito y de la capacidad".

Así pues, ha explicado, son estos ideales las señas de identidad de este proyecto educativo, que ha beneficiado a 112 alumnos y que está dirigido a aquellos alumnos que quieren ir "más allá de lo que es exigible para todo el mundo, que tengan una afán de superación mayor y que lo quieran demostrar desde su vida académica", ha dicho.

"Promover la igualdad de oportunidades entre todos lo alumnos es una de nuestros retos y necesitamos que el Bachillerato de Excelencia llegue a todo el territorio", ha asegurado Cospedal, quien ha manifestado que es un programa que "se implanta y que se irá implantando año tras año con la voluntad de participar en él de los centros y de los educadores".

Finalmente, la presidenta de Castilla-La Mancha, dentro de esos avances hacia la excelencia, ha comentado que hay un objetivo de cumplir los retos de la Unión Europea en cuanto a tasa de fracaso escolar. "Tenemos el reto y es una tasa que no supere el 15 por ciento. No es fácil, y al mismo tiempo también nos parece demasiado pero, dividir por dos la tasa en pocos años en la región es un objetivo que merece la pena". Así pues, ha concluido apuntado que hay que seguir trabajando porque "programas como este son los que verdaderamente revolucionan la Educación".

15

Nuevos profesores

Por su parte, el director del Instituto 'Isabel Perillán y Quirós', de Campo de Criptana (Ciudad Real), José Damián Ruiz, quien ha comparecido en representación del resto de centros, ha manifestado que este año ha habido mucho trabajo por parte de los institutos que han iniciado esta experiencia pero que "también lo habrá por parte de los que se inician", pero sobre todo, ha añadido, es fruto de "una apuesta firma y decida por parte del Gobierno".

En este sentido, ha informado del esfuerzo en recursos extraordinarios para los centros, como "serán los más de 15 profesores que entre todos los centros vamos a recibir de cupo adicional para poner en marcha este proyecto", así como "la base" del proyecto que supone "el esfuerzo de inculcar en alumnos brillantes la necesidad del esfuerzo". "Un proyecto que mejora la calidad de la educación", ha dicho.

De esta manera, ha valorado el esfuerzo de estos alumnos que deberán ampliar el número de horas en determinadas materias, la preparación para obtener el nivel B2 de inglés, porque estarán en contacto con el mundo laboral, porque deberán realizar un trabajo de profundización en alguna cuestión y porque además deberán mantener la nota media de entrada en el programa. Finalmente, también se ha referido al esfuerzo que deberán tener los profesores "en formarse y trabajar duro", así como el de las direcciones de los centros.

Consulta aquí más noticias de Toledo.