Cerca de 3.000 pymes y autónomos han obtenido financiación gracias a la línea de crédito habilitada por el Gobierno de Aragón a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

En concreto, se trata de un total de 2.896 créditos para dotar de financiación, en condiciones favorables, a 1.439 autónomos y a 1.457 para pequeñas y medianas empresas de la Comunidad aragonesa.

Ese ha sido el "fructífero" resultado de la línea de crédito habilitada por el Gobierno de Aragón, a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que ha supuesto una inyección de 210,16 millones de euros para la economía aragonesa, ha informado el consejero de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Aragón, Javier Campoy, este viernes en una rueda de prensa en el Edificio Pignatelli de Zaragoza, acompañado por la directora general de Presupuestos, Financiación y Tesorería, Blanca Soláns.

Campoy ha destacado el buen "impacto económico" que ha tenido la iniciativa en la Comunidad, y ha puntualizado que se trata de "una nueva demostración" de que las políticas de "reactivación económica" son prioritarias para el Ejecutivo.

"Gracias a medidas como esta, mes a mes desde los últimos tres años, el Gobierno de Aragón está consiguiendo mejorar la situación económica de la Comunidad. Y por eso tenemos mejores parámetros que la media nacional según todos los indicadores objetivos", ha aseverado.

En este contexto, ha insistido en que "más de 1.400 pymes y otros 1.400 autónomos" han accedido a la línea de crédito, para cubrir sus necesidades de financiación, tanto para inversiones como para circulante, en condiciones "muy ventajosas".

En total, se han concedido 2.896 créditos, con un importe medio de 72.500 euros. Los fondos se han puesto en circulación en noviembre de 2013 "con alto grado de demanda", por lo que la fluidez de crédito ha sido "muy notable a final de año y en los primeros meses de 2014", hasta agotarse finalmente a mediados de este año, ha relatado.

210 MILLONES

El consejero de Hacienda y Administración Pública ha concretado que la inyección global ha alcanzado los 210,16 millones, más de 10 millones por encima de lo previsto, puesto que las entidades colaboradoras —Ibercaja y Banco Santander— han superado su compromiso inicial de aportar 50 millones de fondos propios cada una.

"Ha sido un éxito absoluto. Se calculó que antes de terminar el año 2014 se habrían distribuido todos los fondos, y así ha sido. La iniciativa era pionera, la primera vez que se hacía en Aragón, y ha tenido una gran respuesta, ha sido recibida como una gran oportunidad para las empresas y los emprendedores", ha señalado Campoy.

Además, ha remarcado que, en tiempos de "dificultades" para la fluidez del crédito en las empresas, el Gobierno de Aragón ha conseguido abrir "una línea de financiación en condiciones muy favorables para nuestras pymes", algo que contribuye a "dinamizar" el tejido empresarial y a "mantener y generar empleo".

Reeditar el convenio

Javier Campoy ha confirmado que el Departamento de Hacienda y Administración Pública está trabajando con el propósito de ampliar el convenio con el BEI, para seguir dinamizando "la economía aragonesa".

De esta forma, ha precisado que la intención es que la nueva inyección de crédito alcance un volumen similar o mayor a la del primer convenio, y ha recordado que esta operación no computa como deuda para la Comunidad autónoma, por lo que no afecta a la estabilidad presupuestaria.

En esta reedición del convenio, no ha descartado que puedan colaborar otras entidades financieras, aunque en esta primera iniciativa sólo lo hayan hecho Ibercaja y Santander.

80% A

Proyectos de inversión

La directora general de Presupuestos, Blanca Soláns, ha explicado que de los 210,16 millones de financiación que ha recibido el sector empresarial aragonés, el 80 por ciento, unos 169,5 millones, se ha destinado a proyectos de inversión, mientras que el restante 20 por ciento, unos 40,5 millones, ha actuado como financiación de capital circulante.

En cuanto al tipo de beneficiario, la distribución ha resultado uniforme entre sociedades y personas físicas, esto es, entre pymes y autónomos. En concreto, se han concedido 1.439 préstamos a autónomos y otros 1.457 para pequeñas y medianas sociedades.

De esta forma, el promedio del crédito es más cuantioso en las solicitudes de empresas que en las de autónomos, por lo que las pymes han captado el 73 por ciento de los fondos, y un 27 por ciento las personas físicas.

Blanca Soláns ha recalcado que los créditos se han concedido a empresas de todos los sectores. El mayoritario ha sido el sector servicios, con especial incidencia entre el comercio, la alimentación, el transporte o las comunicaciones. También ha habido una incidencia muy importante en el sector primario (empresas agrícolas y ganaderas) y, en menor proporción, en el sector industrial.

Además, el crédito ha servido "para dinamizar la actividad económica en todo el territorio aragonés", ha opinado. En concreto, un 58 por ciento de las operaciones se han suscrito en la provincia de Zaragoza, un 28 por ciento en la de Huesca y un 14 por ciento en Zaragoza.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.