'Por todos y por todas y por tantas cosas' es el lema de la huelga general convocada por los sindicatos UGT, CCOO y Sindicato Unitario (SU) en Torrelavega el próximo viernes 18 de julio, que incluye una manifestación que partirá a las 19 horas de la Plaza Mayor y concluirá su recorrido en el Ayuntamiento.

Los secretarios generales de UGT y CCOO en Cantabria, María Jesús Cedrún y Carlos Sánchez, y el dirigente de SU, José María Gruber, han destacado este viernes en rueda de prensa que la huelga general no se convoca exclusivamente por el conflicto laboral de la empresa Sniace aunque éste "ha sido la gota que colma el vaso" y "la espoleta" que ha forzado el paro general.

En este sentido, la responsable regional de UGT ha matizado que "como dice el lema de la huelga general, sobran motivos para convocarla no limitados a Sniace, aunque tampoco podíamos quedarnos al margen de la desfachatez con que los dirigentes de esta empresa han tratado a sus trabajadores".

"Sobran las razones, y más, en un municipio como el de Torrelavega, que tiene la mayor tasa de paro de toda la región, un 26,91 (según la última Encuesta de Población Activa), que supera en casi siete puntos a la media regional; y que registra el mayor porcentaje de desempleados sin prestación alguna, un 57% el pasado mes de junio, también casi siete puntos más que la media regional en el mismo concepto, un 50,1%", reiteró la secretaria general de UGT.

Cedrún agregó que todas las estadísticas oficiales confirman que "la situación en Torrelavega es crítica y por eso hemos decidido convocar la huelga general, para que esa situación no se convierta en trágica y para exigir a los poderes públicos y empresariales que no miren hacia otro lado".

La sindicalista insistió en esta reivindicación, que rechaza "lo que no han hecho la clase política y el Gobierno en esta ciudad y unas políticas empresariales que han agravado la situación de manera progresiva, como en Sniace, cuya desaparición iría mucho más allá de que más de 500 trabajadores se queden ya hasta sin cobertura por desempleo, o en Nissan, que ahora se desprende de las contratas".

Por una política industrial

En el mismo sentido se expresó el secretario general de CCOO en Cantabria, quien precisó que "se puede optar por mirar o por luchar y nosotros nos hemos decantado por seguir luchando", antes de asegurar que "la situación de Torrelavega es tan insostenible que sólo nos ha quedado la respuesta colectiva y las movilizaciones".

"Con la huelga, simplemente damos cauce a la protesta ciudadana ante una situación insostenible", aseveró el responsable regional de CCOO. Sánchez criticó "el desalojo industrial de Cantabria con consecuencia directas y visibles en Torrelavega" en una región, que en su opinión, "no tiene política industrial por mucho que se empeñe el presidente Ignacio Diego en decir lo contrario".

"como pollo sin cabeza"

El dirigente sindical culpó al Gobierno regional de ir "como pollo sin cabeza, permitiendo que ciertas clases empresariales campen a sus anchas", tras exigirle que "tome partido por la gente y por los trabajadores de una vez por todas y poniendo toda la carne en el asador porque es imprescindible que empujemos todos para mejorar esta situación, incluida la de Sniace donde aún no ha acabado la negociación".

El secretario general de CCOO animó a la ciudadanía a secundar la huelga general en Torrelavega y pronosticó que el paro del día 18 va a ser "una respuesta cívica, masiva y responsable y en un marco constitucional porque el derecho a la huelga es constitucional, lo que no lo es el paro y la desigualdad social".

Por su parte, José María Gruber insistió en que la huelga general del próximo 18 de julio "es una acción de protesta no sólo en solidaridad con Sniace", aunque ensalzó "el tesón y persistencia de sus trabajadores en la lucha por sus puestos de trabajo".

"Los trabajadores de Sniace son conscientes de la gravedad de su situación pero también lo son de que su situación se extiende a otras personas y colectivos", subrayó el dirigente de SU, que aludió de nuevo al lema elegido para el paro general y advirtió a los empresarios, la pequeña y mediana empresa y el comercio de la ciudad que "estamos en una situación muy difícil para todos y todos tenemos que luchar para solucionarlo".

En este sentido, Gruber afirmó que "si la gente no consume y no se vende en los comercios no es porque se guarden el dinero sino porque no lo tienen y si el paro sigue creciendo la cosa va a ir a más".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.