Los padres de Asunta, Rosario Porto y Alfonso Basterra, únicos imputados por la muerte de la niña, han llegado este viernes minutos después de las 9,30 horas a los juzgados de Santiago de Compostela, procedentes de la prisión coruñesa de Teixeiro para asistir a la vista preliminar a que el juez decida sobre la apertura de juicio oral tras concluir la instrucción.

Porto y Basterra han llegado a los juzgados en un furgón y un coche de la Guardia Civil ante una nutrida presencia de efectivos policiales. Pocos minutos antes entraba en el edificio los abogados de la acusación popular, ejercida por la Asociación Clara Campoamor, y los letrados de las defensas de los imputados, José Luis Gutiérrez Aranguren y Belén Hospido.

A su entrada a los juzgados, Gutiérrez Aranguren ha explicado que en la sesión de este viernes pedirá el "sobreseimiento" de la causa y reiterará ante el juez José Antonio Vázquez Taín la necesidad de llevar a cabo "diligencias que ya han sido inadmitidas".

En esta sesión, ha informado su letrado, Rosario Porto actuará solamente "como acusada" y no subirá al estrado como coabogada en la causa junto a Aranguren.

Por su parte, el abogado de la Asociación Clara Campoamor, Ricardo Pérez Lama, ha manifestado, a preguntas de los medios, que continuará pidiendo para los padres de Asunta "20 años" de prisión por asesinato.

Tanto la Fiscalía como la acusación popular solicitan la apertura de juicio oral y piden 18 y 20 años, respectivamente, para los padres de la niña como coautores de un delito de asesinato por la muerte de su hija adoptiva. Mientras, las defensas reclaman la libre absolución de los imputados.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.