El juez que instruye la causa por el crimen de la niña Asunta Basterra Porto, cuyo cadáver fue hallado en septiembre del año pasado en una pista forestal, ha rechazado nuevas pruebas y ha citado para este viernes a los padres adoptivos de la menor, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, quien ha señalado a su expareja como la persona que guardaba y administraba los medicamentos con los que supuestamente fue drogada la menor.

La comparecencia se producirá tras haber entregado las partes sus escritos de acusación por parte de Fiscalía y acusación popular —que ejerce la Asociación Clara Campoamor— en los que piden 18 y 20 años de prisión, respectivamente, como coautores de un delito de asesinato, y de defensa, en los que los padres piden la absolución para ambos.

No obstante, el abogado José Luis Gutiérrez Aranguren, que lleva la defensa de la madre de Asunta, ha reconocido que ni él ni su cliente esperaban la línea de defensa empleada por su exmarido Alfonso Basterra, quien aduce que la niña había pernoctado con Rosario Porto cuando se encontraba indispuesta en los meses de julio y septiembre de 2013, fechas en las que testimonios de profesoras han alertado de que presentaba síntomas de haber podido ser drogada. Asimismo, análisis de toxicología probaron que Asunta ingirió Orfidal al menos tres meses antes de su muerte.

De hecho, en el escrito presentado por la defensa de Basterra se señala que "únicamente en momentos puntuales" dormía en casa de su padre "por razones de viajes, salud o compromisos" de Rosario Porto. Además, sobre los medicamentos adquiridos, alega que "entregaba las cajas de las medicinas" a la madre de la niña "siendo ésta quien las guardaba y administraba en su propio domicilio".

En relación al día del crimen, alega la defensa de Basterra que "no acudió en todo ese día a la casa de Montouto" y precisa que "ni ese día no en los siguientes al fallecimiento de la menor supo que la niña había acompañado a su madre a dicho lugar pues la señora Porto le contó que la había dejado en el domicilio haciendo los deberes".

"no hay ninguna prueba"

Previamente a conocerse el escrito de la defensa de Basterra, el abogado de Rosario Porto había justificado la petición de libre absolución en que "no hay ninguna prueba que justifique una condena".

De hecho, Aranguren argumentó que "el resultado de las diligencias de investigación practicadas en modo alguno permite llegar a la falsa e infundada imputación" según la cual Porto habría participado en el asesinato de su hija Asunta Basterra. "Es imposible que exista prueba alguna contra ella, habida cuenta que es inocente de tan grave y descabellada acusación", esgrime y añade que su cliente es "la segunda víctima de tan sensible pérdida".

Vista preliminar

Así, tras rechazar el titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, las diligencias de prueba solicitadas por las partes para la audiencia preliminar por considerar que son "innecesarias" ha sido fijada para este viernes la vista preliminar, el último acto antes de que el instructor decida sobre la apertura de juicio oral y el caso pase a la Audiencia Provincial de A Coruña al cerrarse definitivamente la instrucción sobre la causa.

Según la Ley del Jurado, este viernes se oirá a las partes sobre la procedencia de la apertura del juicio oral y sobre la competencia del Tribunal del Jurado para el enjuiciamiento de este crimen. Concluida la audiencia preliminar, en el mismo acto o dentro de los tres días siguientes, el juez dictará auto por el que decidirá la apertura o no del juicio oral.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.