Conflicto en Gaza
Funeral en el campo de refugiados de Jan Yunis (sur de la Franja de Gaza) por siete miembros de una misma familia palestina, muertos en un ataque israelí. EFE

El embajador palestino ante Naciones Unidas, Riyad Mansur, ha recordado este jueves ante el Consejo de Seguridad la obligación de la comunidad internacional de proteger a los civiles palestinos ante la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza, citando las Convenciones de Ginebra y las normas que rigen la guerra y a las que se han de ceñir los estados ocupantes.

Israel ha violado (...) su responsabilidad (...) de garantizar la seguridad y el bienestar de la población civil "Israel ha violado claramente y adbicado su responsabilidad como potencia ocupante de garantizar la seguridad y el bienestar de la población civil bajo su ocupación", ha dicho durante la reunión, que se ha celebrado a petición del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.

Así, Mansur ha indicado que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha solicitado al Gobierno de Suiza --como depositario de las Convenciones de Ginebra-- que convoque una reunión sobre la protección de civiles en tiempo de guerra.

Por su parte, el embajador israelí ante el organismo internacional, Ron Prosor, ha asegurado que el Ejército está tomando medidas para evitar la muerte de civiles durante sus operaciones.

"El Ejército advierte a los palestinos de Gaza de los bombardeos inminentes. Por su parte, Hamás instruye a estos civiles para que se pongan en los tejados y actúen como escudos humanos. Cometen un doble crimen de guerra: atacar a civiles israelíes mientras se esconden detrás de civiles palestinos", ha manifestado.

Catástrofe humanitaria

Desde el inicio de la ofensiva han muerto 89 palestinos --la mayoría de ellos civiles y entre ellos catorce niños-- y otros 630 han resultado heridos. El ataque más mortífero se produjo en la madrugada del jueves en Jan Yunis, donde murieron ocho miembros de una misma familia y otras 30 personas resultaron heridas.

Según el portavoz del Ministerio de Sanidad de Gaza, Ashraf al Qidra, la mayoría de los fallecidos son niños y el ataque contra el edificio se produjo sin que hubiera una advertencia previa cuando se encontraban durmiendo.

Otros nueve palestinos han muerto y diez más han resultado heridos en un ataque contra una cafetería en la playa de Jan Yunis. Según testigos, los fallecidos estaban viendo la semifinal del Mundial de Fútbol entre las selecciones de Argentina y Países Bajos cuando se produjo el ataque.

Por otra parte, las decenas de cohetes disparados desde la Franja de Gaza hacia el territorio israelí han dejado, según los datos del Magen David Adom (equivalente israelí de la Cruz Roja) un herido grave y dos heridos de carácter leve a moderado, así como 19 de carácter leve. Otras 101 personas han tenido que ser atendidas en estado de shock.

El Ejército israelí ha informado esta tarde de que un soldado ha resultado herido de carácter moderado y otro de carácter leve por el impacto de un cohete en el sur del país.