La aviación israelí ha continuado durante la pasada noche su intensa ofensiva sobre la Franja de Gaza y ha bombardeado 160 objetivos atribuidos por Israel a "organizaciones terroristas", según un balance difundido este miércoles por la mañana por las Fuerzas de Defensa israelíes (IDF).

Seis palestinos murieron este martes en un bombardeo nocturno de la aviación israelí contra un edificio en la localidad palestina de Beit Hanun, en el norte de Gaza, según fuentes médicas. Son ya 35 los palestinos fallecidos y unos 200 los heridos en ataques aéreos israelíes contra Gaza desde que este martes el Ejército lanzara la operación militar 'Margen Protector' contra los grupos islamistas en la Franja.

Según Asraf el Qadra, portavoz de Emergencias de la Franja, en los bombardeos de este miércoles murieron 11 personas, entre ellas una anciana de 80 años y cinco niños.

Desde el comienzo de la operación, en la madrugada del lunes al martes, el Ejército ha alcanzado más de 400 objetivos en la Franja, mientras que 225 cohetes han sido disparados desde este enclave palestino hasta territorio israelí.

El sistema antimisiles israelí 'Cúpula de Hierro' ha logrado interceptar alrededor de 40 proyectiles, algunos de ellos supuestamente dirigidos hacia Tel Aviv, informa el periódico Haaretz. Las sirenas también sonaron el martes en la zona de Jerusalén, donde llegó a impactar al menos un cohete.

En cuanto a víctimas, el Ministerio de Sanidad gazací ha elevado este miércoles a 28 el número de palestinos muertos desde el inicio de la operación, incluidos supuestos milicianos de Hamás y Yihad Islámica. Además, han resultado heridas unas 200 personas.

Hasta Jerusalem

Este último ataque se produjo apenas dos horas después de que milicianos lanzaran una nueva andanada de 30 cohetesAlgunos testigos informaron que el proyectil caído en la ciudad santa, que desató las sirenas en la ciudad por primera vez desde que Israel emprendiera su tercera ofensiva contra Hamás, impactó en el área de Mateh Yehuda, una zona montañosa al oeste de la ciudad. La prensa israelí informó de que un segundo cohete pudo en un descampado cercano de Pisgat Zeev, un barrio colonial judío en Jerusalén Este.

Las alarmas antiaéreas también se han escuchado en Tel Aviv, en cuyo área metropolitana el escudo antimisiles 'Iron Dome' interceptó al menos un proyectil, y en localidades aledañas como Rishom Leziyon, a más de 75 kilómetros de Gaza.

En un comunicado, el movimiento islamista admitió que había lanzado cuatro cohetes clase M75 contra Jerusalén, información que no ha sido confirmada ni desmentida por otras fuentes. Poco después de que la andana, las brigadas 'Azedim Al Kasam', brazo armado del movimiento islamista Hamás, aseguraron haber lanzado cohetes contra la ciudad de Haifa, en el costa norte de Israel, a más de 150 kilómetros del norte de Gaza. En un comunicado, el grupo aseguró haber utilizado cohetes clase R160 de fabricación casera y haber lanzado igualmente proyectiles contra ciudades del centro de Israel.

Esta misma tarde, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ya confirmó que "ha ordenado un incremento significativo de las operaciones contra Hamás" en Gaza y que la operación militar "llevará tiempo".

Las brigadas 'Azedim al Kasem' respondieron, por su parte, que continuará con sus operaciones hasta alcanzar sus objetivos y que está preparadas para ampliar e intensificar sus operaciones, que hoy incluyeron un intento de infiltración en territorio de Israel a través del mar. En la escaramuza que se entabló murieron cinco milicianos y un soldado israelí resultó herido leve.

Cohetes y misiles

Los milicianos de Hamás utilizan para sus ataques contra Israel cohetes, unos proyectiles con combustible sólido que no tienen capacidad de ser redireccionados y que se lanzan mediante cálculo de parábolas, como si fueran proyectiles de artillería y el lugar en el que impactan es relativamente impreciso. Por su parte, el ejército israelí utiliza misiles lanzados desde sus aviones cazabombarderos. La diferencia suele radicar en que los misiles tienen sistemas de dirección que permiten guiarlos hacia objetivos precisos.