Ataque israelí
Vista de una columna de humo tras un ataque israelí en el oeste de la Franja de Gaza. El gabinete de seguridad israelí ha decidido llamar a filas a 40.000 reservistas en preparación para una posible incursión terrestre en la franja de Gaza como parte de la ofensiva "Margen Protector" iniciada este lunes. EFE

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha ordenado este martes incrementar las acciones del Ejército contra los grupos terroristas en la Franja de Gaza ante la continuación de los lanzamientos de cohetes desde este territorio contra el sur de Israel. Por su parte, Hamás ha impuesto condiciones para restablecer la calma.

 "El Estado de Israel está en medio de una campaña para devolver la paz y la seguridad a nuestros ciudadanos", ha afirmado. "No permitiremos el lanzamiento de cohetes contra nuestras ciudades, por tanto he dado instrucciones para ampliar de forma significativa la operación del Ejército contra los terroristas de Hamás y contra los terroristas de otras organizaciones en Gaza", ha añadido, en un mensaje a los ciudadanos.

"Lo he hecho después de que todos los intentos que hemos hecho para restaurar la calma hayan sido ignorados, y Hamás haya optado por la escalada", ha añadido, en referencia al ataque perpetrado por cinco milicianos de Hamás que han llegado por mar desde Gaza hasta el sur de Israel y han sido abatidos por el Ejército.  "No vamos gustosos a la batalla pero la seguridad de nuestros ciudadanos y nuestros hijos está por delante de todo. Haremos todo lo que sea necesario para que la calma que hemos experimentado en los últimos años continúe", ha añadido.

Hamás presuntamente se esconde detrás de civiles palestinos y por tanto es responsableNetanyahu también se ha referido a las víctimas civiles que se han producido en los bombardeos en Gaza. "El Ejército israelí tiene como objetivo a los terroristas de Hamás y no a civiles inocentes, pero Hamás presuntamente se esconde detrás de civiles palestinos y por tanto es responsable cuando son atacados de forma inadvertida", ha remachado.

En la misma línea dura se ha pronunciado el jefe del Estado Mayor, teniente general Benny Gantz. "Ahora activaremos toda nuestra fuerza y nos tomaremos todo el tiempo que sea necesario en varias etapas para alcanzar la victoria", ha prometido, citado por el 'Jerusalem Post'.

Según los datos recogidos por el diario Haaretz, desde que Ejército israelí lanzó anoche la operación 'Margen Protector' la aviación ha llevado a cabo 146 bombardeos en Gaza, 98 de ellos contra lanzaderas de cohetes, mientras que el sistema antimisiles 'Iron Dome ha conseguido interceptar 23 cohetes disparados desde la Franja.

Durante las primeras horas de esta operación militar han muerto dieciocho personas, muchas de ellas civiles. Según fuentes médicas en la franja, entre los fallecidos hay tres niños y seis milicianos. Además, cerca de 80 civiles resultaron heridos en bombardeos aéreos.

Cuatro milicianos muertos

Armados con fusiles de asalto y granadas, llegaron desde la costa y fueron rechazados  Al menos cuatro miembros de las 'Brigadas Azedim Al Kasam' murieron en un enfrentamiento con las fuerzas israelíes cuando, al parecer, trataban de infiltrarse en territorio de Israel desde Gaza, informó el Ejército israelí.  Peter Lerner, portavoz militar para medios extranjeros, informó sobre el incidente y reveló que un soldado israelí resultó herido leve en la escaramuza, que se produjo cerca de una base militar próxima al Kibutz de Zikim, en la costa mediterránea.

"Varios terroristas, armados con fusiles de asalto y granadas, llegaron desde la costa y fueron rechazados por fuerzas de infantería apoyadas por la marina. El Ejército sigue rastreando la zona", afirmó.

En un comunicado enviado a la prensa, las brigadas, aseguraron que un comando compuesto por tres hombres se enzarzó en un combate con soldados israelíes cerca de Zikim, al sur de la ciudad portuaria de Ashkelon, pero evitó hablar de víctimas. Según el diario israelí Haaretz, los milicianos trataron de penetrar en Israel por mar y fueron repelidos por miembros de la fuerza de elite Givati, información está última que Lerner no confirmó.

Las condiciones de Hamás

El portavoz del brazo militar de Hamás ha formulado las exigencias de este grupo para restaurar la calma, según informa Haaretz. "No soñéis con la calma sin responder a las siguientes demandas: el fin de la agresión en Jerusalén y Cisjordania, el fin de la agresión contra la Franja de Gaza, la liberación de los prisioneros del intercambio por Shalit que han vuelto a ser detenidos, y el compromiso con todos los términos del alto el fuego alcanzado en 2012.

Entretanto, Abú Rudeina, portavoz del presidente palestino Mahmud Abbas, ha defendido el derecho de los palestinos a defenderse. Según Rudeina, la nueva ofensiva israelí es "una declaración de guerra contra los palestinos e Israel soportará las consecuencias".

"Los palestinos tienen derecho a defenderse por todos los medios legítimos", ha añadido en un comunicado recogido por la agencia palestina Maan, al tiempo que ha calificado de "masacre abierta" la ofensiva en Gaza. "La decisión de Israel destruye todas las opciones de un alto el fuego o paz", ha zanjado.