Un total de 245 jóvenes han participado en el programa de intervención socioeducativa Alter durante este curso, de los cuales un 92,6 por ciento lo ha superado con éxito.

Según ha informado en un comunicado la Conselleria de Familia y Servicios Sociales, el porcentaje de éxito alcanzado es superior al logrado durante el año pasado, que fue del 89 por ciento. Además, 28 han tenido una calificación de excelente y el resto, una nota mediana de un 7,7.

Esta iniciativa se dirige a jóvenes en situación de riesgo o de conflicto social y a los que tienen problemas de adaptación escolar. Alter tiene una concepción educativa eminentemente práctica, pero sin dejar de lado la formación reglada. Así, se trabaja en el regreso del joven al mundo escolar, en el refuerzo de sus competencias y habilidades sociales, y se le ayuda en la incorporación social, laboral y educativa.

El cumplimiento de estos objetivos se hace patente en la determinación de todos los aprobados para continuar su formación: 109 a través del segundo nivel de Alter, 117 mediante la formación profesional básica de la Conselleria de Educación y uno pasa a cuarto de ESO.

La principal novedad de este curso ha sido la incorporación de seis nuevas especialidades formativas que, sumadas a las 19 ofertas del año pasado, han aglutinado un total de 25 cursos.

Este año, por primera vez, los jóvenes han podido formarse en los talleres de reparación de neumáticos, mantenimiento de parques y jardines, labrador, reponedor de supermercado, auxiliar de geriátrico y auxiliar/monitor de tiempo libre.

Otras de las especialidades que se han podido cursar han sido: aprendiz de peluquería y estética; de informática, de carpintería, de mantenimiento de embarcaciones y mecánica náutica; de reparación de bicicletas, de pastelero, de jardinería, de herrería y forja, de fotografía digital, de artes gráficas y de agricultura ecológica, entre otros.

El programa Alter es el resultado de la colaboración entre la Conselleria, los centros donde los jóvenes cursan sus estudios, los municipios que lo implantan y las empresas que se ofrecen para que se pueda realizar la formación práctica. Este año, el programa ha contado con la colaboración de 165 empresas, 111 de ellas de Mallorca, 21 de Menorca, 30 de Ibiza y tres de Formentera.

En cuanto a los municipios, han participado un total de 26 (15 en Mallorca, cinco en Menorca y seis en Ibiza y Formentera), además de la Mancomunidad del Pla y el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS). Del total de plazas ofertadas (245), 178 corresponden a Mallorca, 28 a Menorca, 36 a Ibiza y tres a Formentera.

Cabe recordar que, el pasado mes de marzo, el programa Alter, que cumplirá diez años de implantación el próximo mes de enero, fue seleccionado por la Unión Europea como programa de buenas prácticas y ejemplo a seguir. Se trata de una de las 27 experiencias elegidas entre los países miembros de la Unión Europea y la única iniciativa catalogada así en toda España en este ejercicio.