El presidente de Innobasque, Alberto García Erauzkin, ha reconocido que la crisis económica ha provocado "un reenfoque de la actividad económica hacia el día a día", pero ha defendido que "la situación empieza a mejorar y hay que recuperar el impulso innovador".

En una entrevista concedida a Deia, recogida por Europa Press, Erauzkin subraya que el reto pasa por "conseguir recuperar el ímpetu innovador" que Euskadi tenía antes de empezar la crisis porque "íbamos a muchísima velocidad y hemos tenido una pequeña ralentización".

Asimismo, manifiesta que el "esfuerzo realizado en I+D+i" ha permitido al País Vasco "situarse a la cabeza del Estado mientras que en el ranking de regiones europeas estamos en el segundo grupo, como región de alta innovación".

Tras señalar que la crisis ha provocado "no exactamente un retroceso", pero sí "un reenfoque de la actividad económica y social del país hacia el día al día y el ya volveré a innovar cuando la situación mejore", Erauzkin defiende que "la situación empieza a mejorar y hay que recuperar el impulso innovador".

"Nuestro mayor reto es conseguir recuperar el ímpetu innovador que teníamos antes de empezar la crisis porque íbamos a muchísima velocidad y hemos tenido una pequeña ralentización", añade.

En este sentido, indica que Innobasque se fijó el objetivo de hacer de Euskadi el referente europeo en innovación en 2030. "Ese camino que se inició en 2007 se ha traducido en un mayor esfuerzo en I+D+i que nos sitúa en cabeza dentro del Estado, mientras que en el ranking de regiones europeas estamos en el segundo grupo como región de alta innovación", expresa.

Por último, considera que "ahora hay que acelerar" y se tiene que incrementar la velocidad por la cual la actividad innovadora se traduce en resultados de desarrollo y crecimiento.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.