Caso de las escuchas del NoW
Andy Coulson, exjefe de prensa de Cameron, a su llegada al tribunal de Old Bailey en Londres. Sean Dempsey/ EFE

Andy Coulson, exjefe de prensa del primer ministro británico, David Cameron, ha sido condenado este viernes en Londres a 18 meses de prisión por el caso de las escuchas telefónicas que llevó a cabo el desaparecido dominical News of the World (NoW).

El tribunal penal de Old Bailey ha condenado a Coulson después de que fuese declarado culpable la semana pasada de conspirar para interceptar teléfonos entre 2000 y 2006 cuando trabajaba para dicha publicación. Su propietario, el magnate Rupert Murdoch, decidió cerrarla en julio de 2011 tras 168 años de historia.

Coulson, que fue director de ese rotativo entre 2003 y 2007, dimitió como director de comunicaciones de Cameron en enero de 2011 a raíz de las investigaciones de la Policía sobre los pinchazos de teléfonos de ricos y famosos para obtener exclusivas.

El juez dice que queda claro que el periodista consideró que eran necesarias para mantener el nivel "competitivo" del dominicalAl dar a conocer la pena, el juez John Saunders ha dicho que Coulson, de 46 años, debía asumir la culpa por las escuchas en el NoW porque estaba al tanto de ellas y "las incentivó cuando debió impedirlas".

El magistrado ha añadido que ha quedado claro que el periodista consideró en su día que esos pinchazos eran necesarios para mantener el nivel "competitivo" del dominical en el mercado británico.

Además de Coulson han sido condenadas otras cuatro personas, que admitieron en su día haber conspirado para pinchar teléfonos. El exdirector de información del NoW Greg Miskiw y el periodista Neville Thurlbeck han sido condenados a seis meses de cárcel. Al también periodista James Weatherup se le ha impuesto una pena de seis meses que cumplirá en libertad condicional, y al investigador privado Glenn Mulcaire una condena de cuatro meses también en libertad condicional, aunque los dos deberán hacer trabajos comunitarios.

Nuevo juicio

El exdirector de comunicaciones de Cameron será sometido a un nuevo juicio por un cargo que quedó pendiente, al no hallar un veredicto unánime el jurado, que quedó disuelto.

El periodista será juzgado, en una fecha todavía por determinar, por un cargo relacionado con el supuesto soborno a un policía para obtener los teléfonos de miembros de la familia real.

Además de Coulson será procesado también por los mismos cargos el experiodista de la realeza del dominical, Clive Goodman.