Guardia Civil
Un agente de la Guardia Civil. ACN

La Guardia Civil ha detenido en un pueblo de la comarca de la Campiña de Sevilla a una mujer acusada de prostituir a su hija de 13 años, que era ofrecida a vecinos de la localidad para mantener relaciones sexuales.

Además de la madre, ha sido detenido el padre de la menor por abandono de la chica, de la que tenía la custodia, y un vecino del pueblo, mientras otros dos hombres de avanzada edad también han sido imputados.

Según ha informado la Guardia Civil, la investigación comenzó después de que un hombre denunciara en la Policía Local que una menor, que habitualmente le pedía dinero, tabaco y comida y a la que él ayudaba "por pena", se ofreció a mantener relaciones sexuales a cambio de dinero.

También afirmó que, días después, la menor y su madre se personaron en su casa y le ofrecieron tener relaciones sexuales con ambas, algo a lo que se negó, por lo que la chica le amenazó con denunciarlo por abuso sexual.

Favores sexuales

Los agentes identificaron a otras dos personas de la misma localidad, de avanzada edad, que habían estado con la menor, uno de los cuales recibió supuestamente algún tipo de favor sexual a cambio de dinero, por lo que fue detenido.

A la madre le imputan un delito
de prostitución y corrupción de menores y al padre
de abandono
A la madre le imputan un delito de prostitución y corrupción de menores y al padre de abandono de una menor en desamparo.

El hombre que denunció el caso y otro vecino del pueblo han sido también imputados por estos hechos.

La chica ha sido acogida por los servicios de protección de menores e ingresada en un centro debido a la desprotección familiar en la que se encuentra.

 

Consulta aquí más noticias de Sevilla.