Armas químicas
Inspección de armas químicas en Siria. EFE

Las últimas armas químicas declaradas por el Gobierno de Siria salieron este lunes de su territorio, en el marco del acuerdo para destruir su arsenal, informaron las autoridades sirias y la misión internacional encargada de supervisar esta operación.

La televisión oficial siria, que citó una fuente de alto rango del Ministerio de Exteriores, aseguró que el último cargamento de armas químicas abandonó este lunes el país. La fuente destacó que este logro demuestra el compromiso de Siria pese "a las difíciles condiciones de seguridad y los desafíos que presentan los ataques terroristas contra la nación siria y su pueblo".

La fuente manifestó su esperanza de que este "éxito" de Siria y de la misión conjunta de la ONU y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) abra la puerta para pedir a la comunidad internacional que exija a Israel que se una a los tratados contra la proliferación de armamento de destrucción masiva.

Esta última tanda de armas químicas suponía el 7,2% del total declarado por las autoridadesEn un comunicado, la directora de la misión conjunta de la ONU y la OPAQ, Sigrid Kaag, confirmó la salida para su posterior destrucción de la última tanda de armas químicas de Siria, que suponía el 7,2 % del total declarado por las autoridades.

La misión de la ONU y la OPAQ recordó que el Gobierno sirio ha destruido también todos sus equipos para producir este tipo de armas, así como muchos edificios vinculados a su programa químico.

"A excepción de doce instalaciones de producción que están esperando una decisión del Consejo Ejecutivo de la OPAQ, todo lo declarado en el programa de armas químicas sirias ha sido eliminado en un calendario sin precedentes y bajo unas condiciones desafiantes únicas", afirmó.

La misión agradeció la "cooperación constructiva" de las autoridades sirias a lo largo de este proceso y a los países que han respaldado y han aportado recursos para eliminar las armas químicas.

Deberá "mantenerse la presión"

La Unión Europea, por su parte, ha celebrado la salida de las armas químicas y apuntó que será necesario mantener la presión sobre el país hasta que se verifique el irreversible desmantelamiento del arsenal.

"La UE celebra el anuncio de hoy de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) sobre la salida de las últimas armas químicas de Siria", declaró la jefa de la diplomacia europa, Catherine Ashton, en un comunicado.

Ashton ha subrayado "la contribución significativa de los fondos de la UE a la operación de salida de armas químicas"La alta representante destacó, sin embargo, que "queda trabajo por hacer" y que deberá "mantenerse" la presión sobre Siria hasta asegurar que el programa de armamento se ha desmantelado "completa e irreversiblemente".

Para Ashton, "la presión internacional y los esfuerzos concertados de la OPAQ y la ONU han terminado por dar sus frutos". La jefa de la diplomacia comunitaria valoró los esfuerzos tanto del director general de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, como del coordinador especial de la misión conjunta con la ONU, Sigrid Kaag.

Igualmente, subrayó "la contribución significativa de los fondos de la UE a la operación de salida de armas químicas" y expresó su "aprecio a todos los Estados miembros que han puesto a disposición recursos para ello".

Ashton advirtió de que la situación en el país "sigue siendo extremadamente crítica" desde un punto de vista humanitario y de seguridad". Así, la UE "urge a todas las partes a contribuir para que se imponga la solución política y no militar al conflicto".