Crecen un 12% los usuarios de Cáritas, que denuncia que la cronicidad e intensidad de la pobreza ha aumentado

La inversión en atención primaria se ha multiplicado por cuatro en un año y supera el millón de euros
Representantes de Cáritas Diocesana de Santander
Representantes de Cáritas Diocesana de Santander
EUROPA PRESS

En Cantabria se han beneficiado directa o indirectamente de la ayuda de Cáritas Diocesana de Santander durante 2013 un total de 18.000 personas, lo que supone un 12% más que el año anterior, en un contexto en el que la cronicidad e intensidad de las situaciones de pobreza ha aumentado.

Así lo ha afirmado el secretario general de Cáritas, Francisco Sierra, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el director de Cáritas Diocesana de Santander, José Luis Arango, y por el sacerdote-delegado diocesano de Cáritas, José Olano, y en la que se ha presentado la Memoria Anual de Actividad de Cáritas, en la que se constata el "progresivo empobrecimiento" de la sociedad y la brecha de desigualdad social que recorre el país y la región.

Según ha denunciado Sierra, la consecuencia de estos seis años de crisis es una sociedad "que se ha instalado en elevadas cotas de pobreza y desigualdad creciente en un Estado de derechos menguantes".

En este sentido, ha indicado que Cáritas ha percibido un incremento de las personas sin ingresos (el 33% en 2013 frente al 25% de 2012 de personas atendidas) y una disminución o caída de la renta disponible por persona, que ha bajado un 15% entre 2007 y 2012.

Como prueba de que la intensidad y cronicidad de la pobreza han aumentado en Cantabria, Sierra se ha remitido al hecho de que cada una de las personas atendidas por los servicios de acogida de Cáritas Diocesana de Santander ha acudido una media de cinco veces al año, registrándose un total de 37.026 intervenciones.

Y al hecho de que los recursos invertidos por la organización en atención primaria se han incrementado un 25% respecto al año anterior, hasta los 1.080.000 euros. La mayoría de esta cantidad (415.000 euros) han sido para vivienda y gastos del hogar (alquileres, agua, luz, gas, etcétera), seguidos de alimentación, ropa, calzado y otros enseres personales, con 393.000 euros.

También ha aumentado la desigualdad porque las "reformas" emprendidas por el Gobierno en educación y sanidad "han mermado principios básicos y de acceso universal de derechos", y suponen "cambios estructurales hacia un nuevo modelo de sociedad que pretende aminorar los alcances sociales, hasta el límite de la fractura de la cohesión social", según Sierra. En concreto, ha afirmado que la reducción del gasto educativo ha sido del 10% y en sanidad "se han visto afectados los principios básicos de universalidad, gratuidad y carácter público".

Esto ha llevado a que el 38% de la inversión de atención primaria de Cáritas se destine a vivienda y gastos del hogar; el 3,15% (35.000 euros) a la cobertura de necesidades de salud; y el 2,3% (25.000 euros) a educación.

Los cántabros,

Muy generosos

Para hacer frente a estas ayudas, Cáritas ha obtenido en 2013 más de 2,7 millones de euros, de los que casi el 83% son de fondos privados y el resto (17%) públicos. Mientras estos últimos se han reducido un 4,3%, hasta los 477.020 euros, los primeros han crecido un 48,8%.

En este sentido, Arango ha asegurado que los cántabros son "muy generosos" y que su generosidad "crece en igual proporción que la necesidad".

De hecho, Santander, después de Navarra, es la segunda de las 70 Cáritas Diocesanas que hay en España que más fondos privados aporta y menos públicos.

"Nosotros —Cáritas— hacemos lo que la ciudadanía quiere que hagamos", ha señalado Arango en alusión a las donaciones.

Cáritas de Santander contó en 2013 con 620 voluntarios y un total de 3.082 socios y donantes, a quienes los responsables de la entidad han agradecido sus aportaciones.

La Memoria de Cáritas se presenta en vísperas del Corpus Christi y dentro de la Semana de la Caridad, en cuyo marco el sacerdote-delegado diocesano ha hecho un llamamiento para que los datos macroeconómicos que han "mejorado" y la "recuperación económica" de la que se habla se trasladen a las personas que viven "afixiadas" por la falta de recursos, los desahuicios o los recortes sociales.

En este sentido y según Sierra, tras el "gran esfuerzo" de contención realizado por las familias españolas, "ahora les toca a los poderes públicos devolverlo en forma de derechos, accesos y prestaciones que aminoren la fractura y la distancia social generada".

En cuanto a los nuevos retos de Cáritas, el empleo "para todos" es una de ellos. De hecho, la ONG ha puesto en marcha una iniciativa económica social, denominada 'Ecolabora Cantabria', que ha hecho posible la creación de seis puestos de trabajo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento