El Ayuntamiento de Málaga está estudiando, ante la posible peatonalización de ambos laterales de la Alameda Principal, cerrar al paso de los vehículos privados el eje central de esta vía, dejándolo sólo para el transporte público.

De este modo, la Alameda de Colón y Muelle Heredia absorberían esos vehículos privados, según ha indicado este miércoles a los periodistas el alcalde, Francisco de la Torre, quien, no obstante, ha precisado que solamente se trata de una alternativa "en estudio".

De la Torre ha hecho hincapié en la apuesta "muy fuerte" por el transporte público que está realizando el equipo de gobierno del PP, añadiendo que "las obras del metro nos deben llevar hacia un apoyo al eje de Muelle Heredia y la Alameda de Colón".

Por tanto, ha incidido en que "hay una apuesta por dar facilidad al transporte público", siendo necesario ver "si queda posibilidad del transporte privado en la Alameda Principal".

En cuanto a establecer las paradas de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) en el eje central de esta vía, ha apuntado que es necesario analizar cómo se podrían situar para mantener "la fluidez necesaria" de paso de los vehículos.

Tal y como ha señalado, "la parada rompe el ritmo de los autobuses", pero también ha considerado que "es bueno que haya un punto en el que se pueda crear intermodalidad del autobús con el metro".

La llegada del metro a la Alameda Principal, hasta la estación Atarazanas, contempla la peatonalización del lateral norte, pero no la del sur. Una actuación que, sin embargo, demanda el Ayuntamiento y que, aunque cuenta con el visto bueno de la Junta de Andalucía, no con su disposición a afrontar la financiación.

Así, la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) está elaborando un estudio para peatonalizar ambos laterales de esta céntrica vía de la ciudad, lo que afectaría a la configuración actual de los autobuses de la EMT.

Consulta aquí más noticias de Málaga.