El Juzgado de lo Penal número uno de Jaén tiene previsto juzgar este jueves a un hombre identificado como M.R.S., detenido en enero como supuesto autor de seis robos con violencia en la capital y de un séptimo en grado de tentativa, delitos por los que la Fiscalía solicita para él una pena total de 36 años de prisión.

Según se recoge en el escrito de calificación de los hechos del Ministerio Público, consultado por Europa Press, los robos se produjeron entre finales del pasado mes de diciembre y primeros de enero de este año en distintos puntos de Jaén capital.

Así, el primero de ellos supuestamente se produjo a las 23,00 horas del 23 de diciembre, cuando el encartado presuntamente se abalanzó sobre una mujer en la calle Perpetuo Socorro y le retorció un brazo con una mano y con la otra la cabeza mientras le exigía dinero. Después de que la víctima le entregara 22 euros, el acusado presuntamente "la agarró por detrás de la cabeza", si bien ésta logró finalmente escapar "tras asestarle una patada".

Posteriormente, el 25 de diciembre sobre las 2,15 horas, el encartado presuntamente abordó por la espalda a otra persona en la calle Isaac Albéniz y, "apoyándole una navaja en el cuello, le exigió todo lo que llevase", ante lo que la víctima le entregó 40 euros y un teléfono móvil.

Al acusado también se le atribuye un tercer robo de 30 euros y un teléfono móvil perpetrado sobre las 6,30 horas del 4 de enero de este año en la calle Cristo Rey, donde supuestamente se abalanzó sobre una persona "oprimiéndole el cuello desde atrás y poniéndole una navaja en el costado", tras lo cual "le exigió el bolso mientras le decía 'no vayas a chillar que te pincho'".

El cuarto robo se produjo presuntamente sobre las 4,00 horas del 5 de enero en la Plaza de San Roque y tuvo como víctima a un hombre al que el procesado supuestamente abordó por la espalda, le agarró por el cuello y le intimidó con un arma blanca, consiguiendo así quedarse con 25 euros y otro teléfono móvil tasado en 95 euros.

Un día después, el 6 de enero, el mismo imputado presuntamente amenazó, poniéndole un arma blanca en su cuello, a una mujer a la sorprendió por la espalda en la esquina de las calles Obispo Alonso Suárez y Ronda de la Misericordia, que le dijo que no llevaba dinero y que le entregó un teléfono móvil tasado en 100 euros.

Al registrarla y encontrarle un monedero con 50 euros y una tarjeta bancaria, el acusado supuestamente se puso "aún más agresivo" con esta mujer y la obligó a acompañarle a un cajero, si bien el atraco se frustró al percatarse el imputado de la presencia de un conductor que paraba para socorrer a la víctima.

"Acto seguido", y también en la Ronda de la Misericordia, el procesado supuestamente intentó robar a otra persona a la que "agarró del cuello", donde "le puso un arma blanca (...) tratando de sustraerle el bolso", lo que dio pie a un "forcejeo" con la víctima a la que, en el transcurso del mismo, presuntamente le clavó en dos ocasiones el arma, causándole heridas en las manos que requirieron un "tratamiento médico quirúrgico".

Por último, ese mismo día 6 de enero, sobre las 8,55 horas y según la versión de la Fiscalía, el acusado abordó a otra mujer en la calle San Bartolomé a la que le pidió "todo el dinero" que tuviera y su teléfono "poniéndole una navaja sobre su cuello".

"Como quiera que la mujer comenzó a gritar, le tapó la boca y después la tiró al suelo, metiéndole la navaja en la boca, ante lo que la perjudicada le entregó su teléfono móvil (...) y 15 euros", según detalla la Fiscalía.

Penas solicitadas

Así las cosas, el Ministerio Público considera al encartado autor de un delito de robo con violencia e intimidación por el que le pide tres años de prisión, y de cinco delitos de esa naturaleza con uso de armas, por cada uno de los cuales interesa una condena de cinco años.

Además, también lo considera autor de un delito de robo con violencia e intimidación con uso de armas en grado de tentativa por el que le pide otros tres años, de un delito de lesiones que quiere que sea castigado con cinco años de cárcel, y de cuatro faltas de lesiones, por cada una de las cuales pide una pena de seis euros de multa durante dos meses.

En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía también solicita para el procesado el pago de una serie de indemnizaciones a las víctimas de los robos por los efectos sustraídos y las lesiones sufridas, que van de 15 a 240 euros según el caso.

Consulta aquí más noticias de Jaén.