La Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado ha informado al juez del 'caso Emarsa' que no ha abonado ningún premio al exjefe de Explotaciones de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar), Ignacio Bernácer, o a su mujer, María Teresa Gálvez, entre los años 2005 a 2010.

Así consta en una providencia, con fecha 18 de junio, dictada por el juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, que investiga un agujero económico millonario en la gestión de la depuradora de Pinedo. En concreto, se refiere a la pieza 11 del procedimiento, en la que está imputada Gálver por un presunto delito de blanqueo de capitales tras detectar en sus cuentas ingresos en efectivo por valor de 774.420 euros, que se suman a otros 154.900 euros en concepto de nómina.

El juez se interesó por este asunto de los premios después de que la fiscal del caso afirmase que en una cuenta de la que era titular Gálvez se habían observado ingresos en efectivo por un total de 88.160 euros identificados con la denominación 'gestión de cobro de lotería y quinielas'.

La fiscal consideraba que como de las actuaciones no se desprende que Gálvez gestione o haya gestionado ningún establecimiento de administración de lotería, y como resulta "sorprendente" que una sola persona "tenga la fortuna de resultar agraciada en juegos de azar con tanta regularidad", era necesario investigar el origen de estos ingresos.

Ahora, la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado ha afirmado que entre los años 2005 a 2010 no aparece abonado en sus archivos ningún premio a Bernácer o a Gálvez. El juez acuerda trasladar esta respuesta a la fiscal y a las demás partes personadas en esta pieza de la causa.

En esta pieza se investiga si Gálvez pudo auxiliar o colaborar con Bernácer en la ocultación del origen ilícito del dinero y su colocación o introducción en el circuito económico como si se tratase de dinero procedente de una actividad comercial lícita.

Consulta aquí más noticias de Valencia.