Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido a tres varones de 21, 40 y 50 años, todos ellos con antecedentes, como presuntos autores de tres delitos de robo con violencia o intimidación perpetrados en una tienda y en un centro hostelero, en los que actuaron con las caras tapadas con bragas o pasamontañas y mediante el empleo de una pistola simulada, según informaron fuentes policiales.

Dos de los robos fueron cometidos en una tienda sita en el número 101 de la Avenida de Portugal los días 28 de abril y 19 de mayo, mientras que el tercero se produjo en un establecimiento de hostelería del número 21 de la calle Alfonso de Castro el pasado día 10 del presente mes, hechos por los que distintos Juzgados de Instrucción de esta ciudad seguían Diligencias Previas.

En los dos robos cometidos en la tienda de la Avenida de Portugal la denunciante manifestó que dos individuos la intimidaron con una pistola exigiéndole la entrega del dinero. Los ladrones, provistos de bragas y pasamontañas para evitar su reconocimiento, se apoderaron en una ocasión de 140 y en la otra de 100 euros.

En el tercero de los delitos, cometido en el establecimiento de hostelería dos personas, con el rostro cubierto por bufandas y gorros, intimidaron poco antes de la hora de cierre a la pareja que regenta el local y en presencia de tres clientes, a los que obligaron a tirarse al suelo después de empujar a uno de ellos.

En esta ocasión los 'cacos' se hicieron con 50 euros de la caja y con el bolso de la mujer e incluso llegaron a golpear con la pistola en la cabeza al dueño del local al forcejear con unos de los autores.

Un implicado se hace pasar por cliente

Las investigaciones iniciadas después de la primera denuncia han permitido considerar a los tres detenidos como presuntos autores, que cometían los hechos de forma organizada y actuando indistintamente de forma directa solamente dos de ellos, aunque se ha podido constatar que en el robo en el establecimiento de hostelería uno de los clientes que se encontraba presente era el tercero de los detenidos, que además conocía perfectamente el local, a los dueños y clientes del mismo y el horario de cierre, que pretendió dilatar el día de los hechos hasta que los coautores llegaron al establecimiento.

Finalmente, en la tarde de ayer se practicaron las tres detenciones de forma prácticamente simultánea en los domicilios de los detenidos, en las calles Los Zúñiga, Arapiles y Alfonso VI, interviniéndose la pistola simulada y un casco utilizado en los robos en un garaje de la calle Magallanes.

Los detenidos han sido puestos a disposición judicial con las diligencias policiales instruidas.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.