Asevera que ha sido la Intervención la que ha destapado las actuaciones irregulares y no el PSOE

Defiende que no ha hablado con el implicado y que el Ayuntamiento debe tramitar la solicitud de jubilación

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado este miércoles que considera que el presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, "no ha respetado la confidencialidad" que se presuponía con respecto a la información que le aportó el primer edil sobre la investigación al jefe de Mantenimiento, Luis Alberto Samaniego, por la adjudicación de obras y servicios menores a 12 empresas administradas por el propio denunciado o familiares suyos.

En declaraciones recogidas por Europa Press tras la rueda de prensa en la que se ha presentado la programación cultural municipal para el próximo verano, el primer edil vallisoletano se ha pronunciado en primera ocasión sobre este asunto ya que en los últimos días se encontraba fuera de la ciudad en un viaje privado.

León de la Riva ha querido lamentar que el concejal socialista, con quien ha recordado que mantiene "o mantenía" una relación de cordialidad, "no haya respetado la confidencialidad" de las conversaciones que hasta en dos ocasiones mantuvieron ambos sobre el expediente abierto al jefe de Mantenimiento por las adjudicaciones irregulares, que el Ayuntamiento ya ha remitido a la Fiscalía provincial y que el Grupo Socialista ha denunciado ante el mismo órgano judicial.

"Parece que lo ha descubierto el PSOE", ha ironizado el regidor vallisoletano, que ha defendido en todo momento que fue la Intervención municipal la que le puso en conocimiento el pasado 2 de junio de las actividades adjudicadas a empresas que estaban relacionadas por los mismos números de teléfono de contacto y a raíz de ello se comenzaron a tomar decisiones como la suspensión de funciones del investigado.

De hecho, ha apostillado que, en una reunión que mantuvo el día 3 de junio con los miembros de la Junta de Gobierno municipal, "para todos supuso una sorpresa, al igual que para la inmensa mayoría" de los trabajadores municipales, ya que se trataba de un funcionario municipal con un "espléndido cartel" y lleva en nómina municipal desde 1975. No obstante, ha reconocido que "siempre hay alguien que habla mal de otro, pero esas cosas hay que ponerlas en cuestión".

El alcalde vallisoletano también ha relatado el contenido de una conversación que mantuvo el interventor municipal con el investigado, quien aseguró que había "cometido un error".

Asimismo, ha explicado que en la conversación mantenida con Óscar Puente, cuando le explica quién es el funcionario el jefe de la oposición socialista asegura que "no sabe de quién" le estaba hablando, por lo que el regidor ha inferido que "malamente le podían estar investigando anteriormente", como ha defendido ayer el presidente del Grupo Socialista, quien aseguró que comenzaron a trabajar con los datos remitidos por la intervención sobre contratos y obras menores el pasado 29 de mayo.

Tras insistir en calificar de "desleal" la actuación de Puente, ha criticado también el "esperpento" organizado por el Grupo Socialista el pasado domingo ante las puertas del Ayuntamiento para informar a los medios de comunicación sobre este asunto e incluso ha aseverado que lo hicieron porque "se enteraron de improviso" de que el equipo de Gobierno iba a remitir el expediente a Fiscalía este lunes.

"que no se hable de los problemas del psoe"

"No sé si buscaban apuntarse el tanto en este asunto como si lo hubieran descubierto ellos, cosa que desmiento rotundamente, o bien por distraer la atención y que ya no se hable de los problemas en las 'familias' que tiene el PSOE o de la conspiración de Óscar López para desmantelar a Villarrubia", ha insinuado.

El regidor ha mantenido que los contratos menores que solicitó el Grupo Socialista en varias ocasiones al Consistorio "no iban por este señor", sino que hacían referencia a otras áreas.

En definitiva, se ha dado traslado "el lunes" a Fiscalía del expediente abierto en el Ayuntamiento con la recopilación, por el momento, de los datos correspondientes a los contratos de obras en el año 2013, que ascienden a en torno a medio millón. En todo caso, el Grupo Socialista, en su denuncia, amplía la relación de adjudicaciones a 541 contratos de obras y servicios en las anualidades de 2011, 2012 y 2013 por un total de 3,3 millones de euros.

León de la Riva ha puntualizado que se ha decidido este miércoles incluir a dos funcionarios cualificados con conocimientos en materia de obras en la instrucción del expediente, con el fin de "barrer hacia atrás" todas las adjudicaciones que ha podido facilitar el implicado a las, por el momento, 12 empresas con las que está vinculado. "De todo lo que hallemos, daremos traslado a Fiscalía", ha concretado.

Para ello, se revisarán los contratos de obras para comprobar si los precios eran los correctos, si se habían cumplido según lo establecido o si el precio era el de mercado. "Aunque no quiero entrar en presunciones o prejuzgar, creo que era la simple recomendación para el amiguete", ha apuntado León de la Riva.

"no ha habido un caso como éste"

En este sentido, al ser preguntado sobre si, como ha aseverado Óscar Puente, se trata del "caso más grave de corrupción" en el Ayuntamiento de Valladolid, ha advertido de que en esta Institución, por el momento no se ha detectado un caso como éste. "Ha habido actuaciones irregulares pero hasta donde se ha demostrado, nadie se ha llevado dinero", ha concretado.

Por otra parte, ha defendido que el Ayuntamiento no ha propuesto a Luis Alberto Samaniego que se jubilase, ni ha sido voluntad del alcalde, sino que la pasada semana se presentó "sorprendentemente" la solicitud de jubilación, pues anteriormente el implicado había pedido una prórroga de su actividad laboral al cumplir 65 años el próximo mes de septiembre. "Si el trabajador reúne las condiciones no se puede poner en cuestión su derecho", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.