La empresa de pinturas valenciana Isaval ha elaborado la carta cromática de 75 colores de la ciudad cubana de Trinidad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 1988. Coincidiendo con el quinto centenario de la localidad y después de varios años de trabajo, la compañía refleja así de forma ordenada y por valores de tono los colores que configuran su tipología arquitectónica.

Se trata de una carta cromática de 75 colores llamada 'Los Colores de Trinidad', una ciudad cubana en la que desde la compañía participa en la recuperación de su centro histórico como "suministrador" de la mayoría de las pinturas empleadas en la remodelación de sus fachadas y elementos arquitectónicos de esta ciudad.

Estos trabajos de recuperación, llevados a cabo por la Oficina del Conservador de la Ciudad, culminan con la elaboración en 2014 coincidiendo con el 500 aniversario de la ciudad de la carta cromática.

La empresa ha explicado que los procesos de pintura aplicados en las diferentes intervenciones han hecho posible recuperar el valor estético del paisaje arquitectónico de la zona, "demostrando que la pintura contribuye al mantenimiento y durabilidad de los soportes y tratando de asegurar que el patrimonio arquitectónico pueda ser legado en las mejores condiciones a las generaciones futuras".

Para su restauración se han aplicado pinturas a base de resinas de siloxano en fase acuosa (Reviflex) muy resistentes a la alcalinidad y a los agentes atmosféricos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.