El Ayuntamiento de Santiago ha ratificado este miércoles la renuncia de los siete ediles inhabilitados tras ser condenados por prevaricación y de la concejala Rebeca Domínguez en un pleno que también ha sido informado de los nombres de sus relevos, lo que da vía libre para que Agustín Hernández asuma la Alcaldía en relevo de Ángel Currás una vez que la junta electoral remita las credenciales.

El pleno ha arrancado según el horario previsto y en apenas tres minutos el alcalde ha dado cuenta de los cinco puntos que lo componían: la notificación de la sentencia que inhabilita a los siete ediles que aprobaron pagar la defensa del también concejal Adrián Varela, imputado en la 'Pokémon'; la puesta en conocimiento de sus dimisiones; la renuncia de Domínguez; la negativa de varios miembros de la lista electoral a entrar en Raxoi y, finalmente, la propuesta de Hernández.

En su mayoría, los 'fichajes' de Hernández para suplir las nueve vacantes en el gobierno popular —los siete inhabilitados, Domínguez y Varela, que también había dimitido previamente— son concejales no electos, entre los que se encuentra la histórica María Jesús Sáinz. También ha incorporado a la diputada Marta González, que sí iba en el número 24 de la candidatura popular de 2011, mientras que él mismo figuraba en el puesto 25.

En menos de diez días, cuando la junta electoral remita las credenciales de los nuevos ediles, Hernández podría ser ya investido oficialmente el nuevo alcalde de la ciudad. Previamente, cuando una vez que éstas lleguen, Currás formalizará su renuncia al bastón de mando, aunque no ha concretado cuándo dejará su acta de edil en el Pazo de Raxoi.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.